tormenta-solar

Luego de que el pasado 14 de octubre, el Presidente de los Estados Unidos emitiera una orden ejecutiva en donde pidió que se elaborara un plan de contingencia para “eventos extremos del clima espacial” en donde alertó sobre una potente tormenta solar, la población se encuentra preocupada y con miedo.

Y es que de acuerdo a lo informado por Barack Obama, las erupciones solares son capaces de causar daños catastróficos en la infraestructura de la Tierra, además de alterar los sistemas de red de energía eléctrica, así como operaciones satelitales y de aviación.

En la orden emitida por Barack Obama en donde ordena un plan de contingencia, dice que el clima espacial tiene potencial para afectar de forma simultánea e interrumpir la salud y a seguridad en continentes enteros, y que Estados Unidos debe prepararse para eventos de clima espacial y así reducir al mínimo grado la pérdida humana.

Así que agencias gubernamentales como la NASA, medios de comunicación, académicos, industrias, deben estar unidos y hacer esfuerzos para proteger la nación y controlar los eventuales efectos apocalípticos que causarán los trastornos del clima espacial.

De acuerdo a la orden de alerta emitida por el Presidente Obama, les da de plazo 120 días para que todas las instituciones gubernamentales, así como la población en general, tengan elaborado un plan de contingencia por la llegada de la gran tormenta solar.

Una tormenta solar geomagnética muy poderosa puede dañar los satélites de comunicaciones, bloquear los sistemas GPS, cerrar el tráfico aéreo y apagar las luces, computadoras y teléfonos en millones de hogares durante días, meses o incluso años.

En el mundo miles de personas tomaron la alerta emitida por el Presidente Obama como algo muy serio, y aunque ha causado temor, ciudadanos se preparan para una posible catástrofe mundial.

Mientras que en la frontera de Ciudad Juárez, la población ha comenzado a almacenar alimentos y agua, así lo informó el Director de Protección Civil, quien pidió a la población no alarmarse y esperar a que el Gobierno de México emita una alerta.

Regiando
@RegiandoCom