cremacion

Mediante instrucción aprobada por el Papa Francisco el pasado 18 de marzo del año en curso, el Vaticano prohíbe la dispersión en el aire, en la tierra y agua de las cenizas de los cuerpos cremados, así como también la conservación de éstas en el hogar.

De acuerdo al anuncio de la Santa Sede, se negará las exequias a quien pretenda esparcir o separar las cenizas de los cuerpos cremados, ya que dejaron en claro que los muertos deben ser sepultados, en caso de la cremación por diferentes causas, éstas deberán depositarse en una tumba o en su defecto en alguna iglesia.

Éste anunció dado por el Vaticano se da a la previa celebración del 2 de noviembre, en que las familias recuerdan a sus muertos y oran por ellos, por su eterno descanso.

En tiempos pasados, la Iglesia se rehusaba a permitir la cremación, ya que argumentaban que así se expresaba la esperanza de una resurrección, sin embargo en el año de 1963 el Vaticano autorizó explícitamente la cremación, siempre y cuando no implicara la negación de la fe por una posible resurrección.

Sólo en casos muy especiales, el Obispo puede permitir la conservación de las cenizas en el hogar del difunto, sin embargo éstas no podrán repartirse entre familiares, deberán de permanecer juntas, ya éstas ideas

Ésta resolución aprobada por parte del Papa Francisco, que impone a los católicos acatar ciertas reglas respecto a los restos de sus seres amados, ha despertado interés mundial, ya que no todas las comunidades de fieles están de acuerdo con una prohibición categórica e impuesta por la Santa Sede.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom