nueva policía en GuadalupeAlgo está pasando en el municipio de Guadalupe, principalmente en las cabezas del alcalde César Garza Villarreal y del Secretario de Seguridad Pública Enrique Sanmiguel Sánchez, cómo es posible que se les haya ocurrido lanzar un nuevo grupo de seguridad llamado Guardia de Proximidad, si este municipio tiene un gran déficit de elementos policiacos, no se dan abasto entre semana, mucho menos los fines de semana.

Las cosas en el municipio de Guadalupe no están para andar desperdiciando a doce elementos, que son los que iniciaron con esta Guardia de Proximidad, la cual solo sacaron para la foto, ya que con esta cantidad de elementos no ayudará en nada a esta nueva corporación, pero sí aliviarían en algo a la Policía Municipal, solo basta ver cómo las patrullas en esa localidad van con un solo elemento policiaco y los fines de semana si bien les va son hasta dos oficiales en una unidad.

Los llamados a las líneas de emergencia en este municipio son en gran parte por robo a casas-habitacion, y en su mayoría de las veces la policía llega varias horas después, ni que decir cuando la problemática se trata de vecinos ruidosos, nunca llegan, la seguridad hacia la ciudadanía se les está saliendo de las manos a los mandos policiacos, si es que alguna vez tuvieron el control.

Gran parte esta problemática se debe a las malas relaciones que existen entre el metrosexual Enrique Sanmiguel y el Procurador General de Justicia del Estado de Nuevo León el cara de niño asustadizo Adrián de la Garza Santos, entre estos dos hay un problema personal y eso repercute en los guadalupenses y eso no se vale, la relación entre estos dos está rota desde que en una ocasión los escoltas de ellos estuvieron a punto de agarrarse a balazos.

Esto ha repercutido en que los policías guadalupenses se desanimen por el trabajo que ellos hacen en detener a los delincuentes, ya que la Procuraduría interviene para soltarlos sin ningún cargo, esto ha hecho que muchos de los efectivos policiacos renuncien a la corporación ya que sienten que se arriesgan por nada.

César Garza debe poner un alto a esta mala relación, ya que es muy claro que entre estas dos autoridades, se están llevando entre las patas a la ciudadanía de Guadalupe, y además el alcalde debe de hacer un esfuerzo más para contratar y pagar mejor a su policías.

No le vaya a pasar como a Ivonne Álvarez que por andar de mitotera y de guerrera, hizo del municipio un campo de batalla, en donde los policías eran el blanco preferido de los delincuentes, eso sin contar a todos los que estaban coludidos y que hicieron que Guadalupe se quedara sin policías.

Lo que debe hacer César Garza es incrementar sus elementos policiacos y no andar experimentando las ideas de Sanmiguel, ya que al final de cuentas el que da la cara a los guadalupenses es él, y la verdad no creo que la tenga, ya que a los llamados que les hacen dejan mucho que desear.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom