La elección por Monterrey nos dejó a muchos impresionados por la gran cantidad de irregularidades que se vieron el 1 de julio y posterior a esa fecha, en un principio se manejaron una serie de rumores sobre la desaparición de un gran número de paquetes electorales, y de otros tantos que llegaron abiertos con claros signos de haber sido violados y otros paquetes con actas manipuladas, además de la sospechosa actitud del personal de la Comisión Municipal Electoral, ya que en el momento del conteo hicieron muchas cosas que no eran normales, recordemos aquel video que circuló en redes sociales donde un empleado contaba las boletas electorales de una manera por demás descarada, ya que sumó boletas que favorecían a otro partido y esas las sumó a favor del candidato del PAN, Felipe Cantú, además de voltear la boleta para que nadie pudiese verificar, bueno ese es solo un hecho.

Recordemos también que a los dos días en la transmisión vía Facebook de la Comisión Municipal Electoral de Monterrey, una funcionaria electoral dijo que encontraron varios paquetes ubicados en una de las bodegas del recinto electoral, pero que no las habían contado porque se les había olvidado, así o más descarado el proceso electoral regio.

Es claro que hubo una malévola intención de corromper los resultados para favorecer al candidato Felipe Cantú, el descaro de querer hacer un fraude electoral en una de las ciudades más importantes de México y en pleno siglo XXI era obvio que les fuera descubierto, hay quienes (solo los panistas) dicen que el Tribunal Electoral del Estado les “robó” la elección al anular cierta cantidad de casillas, mismas que estaban repletas de irregularidades, pero si vemos que tan solo en los 90 paquetes que se robaron sumaban al menos 30 mil votos, y donde existen copias de actas de algunas casillas donde le favorecían a Adrián de la Garza era lógico de pensar que había sido el PAN quien se encargó de la desaparición de las mismas.

Algunos días después se supo que había gente de otros Estados como Tamaulipas, Quintana Roo y Puebla que eran los que recolectaron un gran número de paquetes electorales, entre ellos los 90 desaparecidos, fuentes al interior de la Comisión Estatal Electoral aseguran que tienen información de que un grupo de hombres fueron contratados por un miembro de Acción Nacional para realizar tal fraude, la fuente afirma que fueron alrededor de 310 paquetes electorales los que este grupo de mapaches electorales trasladaron y manipularon.

Con todo esto nos damos cuenta que aquellos (los panistas) que gritan que el TEE les había “robado” la elección son aquellos que pretendían robarse la decisión del pueblo regiomontano, estos mismos hoy de manera cínica piden que se respete el voto, intentando confundir a los ciudadanos que ellos mismos engañaron.

Felipe Cantú y su grupo andan contando versiones a su propia conveniencia, dicen cosas que jamás sucedieron, por decir que en las casillas anuladas él había ganado, cosa contraria a las pruebas que tienen en su poder los Magistrados, aún existen dos instancias más, pero definitivamente es claro que no cambiará el rumbo hoy establecido, Adrián de la Garza Santos será nuevamente a Alcalde de Monterrey durante los próximos tres años.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom