tere garcía y mauro guerra

La grilla al interior del PAN se puede salir de control en próximos días, y es que según dicen algunos panistas, la precandidata a la dirigencia estatal del PAN, doña Tere García de Madero ya le anda pisando los delicados talones de Mauro Guerra, y es que aseguran que la desesperación ya les está pesando a muchos miembros activos del partido.

Dicha desesperación es porque cada vez son menos las oportunidades laborales para los que viven del erario público, ya les está cayendo el veinte que los que manipulan al PAN en Nuevo León, solo les interesa quedar bien con la dirigencia nacional, dejando a un lado las Alcaldías y hasta la misma Gubernatura.

La verdad sea dicha, las migajas que quedan del PAN pueden ser las últimas que se vean, la oportunidad de reconstruir el PAN está en otras manos, no en las mismas que traicionaron a su propio candidato, hoy en día el panista promedio labora en alguna dependencia municipal, por ejemplo, qué va a pasar cuando tome posesión el PRI del Palacio de Cristal, lo mismo que siempre ha pasado en todos los cambios de administración, los que llegan siempre meten a su gente, y los que estaban a volar, sobre todo si son de otro partido político.

La cosa para el panista promedio se le está poniendo muy fea, ya que cada día son menos los lugares en donde puedan prestar sus servicios burocráticos, y todo por querer solo posicionar a la dirigencia nacional, no señores titiriteros no sean gachos con su propia gente, olvídense de Madero y de Anaya, sabemos perfecto que están bien quemados y no podrán llegar ninguno de los dos a la Presidencia de la República, que es la verdadera meta del PAN.

Dense la oportunidad localmente, limpien su imagen, vuelan a retomar los valores que los llevaron a la fama pública, a esa fama de incorruptibles, de honestos y de servir a la ciudadanía.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom