Luis-Alberto-Garcia-LozanoSe nota a leguas que hay mano negra en la acusación en contra de Luis Alberto García Lozano quien ejerce el puesto de director de Comercio en Monterrey, al ex diputado local se le conoce por su honorabilidad y siempre se ha sido muy derecho.

A Rosa Elva Gámez Esparza, quien es una conocida lideresa de la Colonia Independencia y que acusa García Lozano de actos de corrupción y hostigamiento, es la misma que el 26 de enero pasado lidereó una agresión junto con varias personas en contra de jóvenes panistas en los alrededores del Palacio de Gobierno.

Y ésta misma mujer estuvo involucrada en una red que se dedicaba a promover el voto a favor de Enrique Peña Nieto en las elecciones pasadas, el problema fue que a ésta persona le pagaba directamente el Gobierno del Estado para ejercer presión a los habitantes de varias colonias.

No hay que ser muy listos para deducir que el lío que se trae ésta lideresa en contra del director de Comercio tiene un trasfondo muy obscuro (Gobierno Unido).

Ojalá que las autoridades no le sigan el juego a ésta persona que realmente se ve que actúa por órdenes de alguien mas, y que la castiguen por haber levantado una denuncia falsa.

Si no lo hacen, estarán expuestos a que cualquier líder les diga que hacer en el menor de casos, en el peor las denuncias estarían llegando como pan caliente en contra de el director de Comercio y en una de esas se les unen todos los comerciantes que han retirado de las calles con el pretexto de que su fuente de empleo les fue arrebatada por la administración de Margarita Arellanes Cervantes.

Diego de Montemayor