fernando lozano

Este lunes, se le rindió un homenaje a la señora María Eugenia Llamas Andresco en el Congreso del Estado de Nuevo León, donde los Diputados de diversos partidos políticos reconocieron la aportación cultural de “La Tucita“, al igual que su activismo social y por supuesto su trayectoria como actriz.

María Eugenia Llamas es recordada como promotora cultura, ya que la actriz fue directora de Cultura en los Municipios de Monterrey y Guadalupe, además ocupó el mismo cargo en el Centro de Rehabilitación Social del penal del Topo Chico. “La Tucita” también se destacó como activista social, ya que promovió por años los derechos de las mujeres, los portadores de VIH y los homosexuales.

Ayudé a los reos a rehabilitarse con eso, con cultura. Un día recibí una llamada a las seis de la mañana y contesté asustada, y me dijeron: `Yo sé que es muy temprano, pero quería decirle que me acaban de dar un premio cultural por escribir, y fue gracias a usted que comencé a escribir’. Era uno de esos reos que ya había salido de la cárcel“, dijo María Eugenia en un video que grabó hace unos años y que se proyectó el día de hoy en el Congreso de Nuevo León.

En 1992, la prensa registró la Manifestación del Silencio en la Calle Morelos, donde María Eugenia Llamas, junto a su hija Maru, salieron a repartir condones, todo un suceso para la época. La gente se le acercaba gustosa, pues la reconocía como La Tucita, el personaje que siempre estuvo unido a María Eugenia, pero cuando les regalaba condones y les hablaba de educación sexual, tenían como un shock. La imagen que habían creado de ella quedaba lejos de lo que realmente era: Una mujer inteligente y sin prejuicios“, mencionó Guadalupe Rodríguez Martínez, líder de la bancada del PT.

En el homenaje estuvieron presentes dos de los hijos de “La Tucita”, Luz María y Fernando Lozano, quienes recibieron una placa donde el Congreso del Estado de Nuevo León reconoce a la señora María Eugenia Llamas.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom

1 COMENTARIO