En entrevista en un medio nacional, el Gobernador de Nuevo León, Jaime Ródríguez, afirmó que es amigo personal del ex Presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, y que negarlo sería como Judas y él no es Judas.

Afirmó El Bronco que él no niega a ninguno de sus amigos, y Salinas de Gortari lo es, y que si bien no lo ve ni le consulta temas políticos, es su amigo personal.

Señalando que si llegara a ser el próximo Presidente de México, reduciría el Impuesto Sobre la Renta y eliminaría las delegaciones en la Ciudad de México, ya que dijo que “El huevón no merece que le demos nada”.

Afirmando que ya les propuso al Frente Ciudadano a integrarse al Gabinete Presidencial en caso de llegar él a la Presidencia, siempre y cuando ellos postulen a alguien que no haya tenido cargo algún cargo anterior.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom