paco-pirotecnia

El municipio de Guadalupe busca ser pionero en la elaboración de un Reglamento para la Protección de Animales, donde se garantice el resguardo de la fauna en cautiverio y en libertad, ante explosiones de fuegos pirotécnicos, que suelen provocar altos niveles estrés y hasta la muerte de los especímenes.

El Alcalde Francisco Cienfuegos presidió la primera reunión de las mesas de trabajo para la elaboración de la nueva normativa, convocada por la Regidora Penélope López, presidenta de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente del Ayuntamiento.

Nos damos cuenta que el municipio no puede dejar de actuar en consecuencia y que hasta ahorita ha existido la buena voluntad de los tres niveles de gobierno de poder actuar coordinadamente y de la iniciativa privada, pero tenemos que ir un paso más adelante, para que esto no sea sólo buena voluntad, sino que traduzca en un reglamento”, dijo Cienfuegos, al advertir que deben sentarse las bases para garantizar la protección y la calidad de vida de la fauna, tanto en el Parque La Pastora, como las mascotas en los hogares o animales en la vía pública.

Las mesas de trabajo, que fueron moderadas por el Delegado de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA), Víctor Jaime Cabrera Medrano, buscan establecer una distancia prudente entre las áreas con animales en cautiverio o en libertad y las zonas en donde se detonan fuegos pirotécnicos.

Somos pioneros en el tema, no creo ni he escuchado que haya habido una experiencia anterior, una iniciativa en donde se reúne el gobierno municipal con la federación y con los expertos para realizar este tipo de normas consultadas”, destacó el Delegado de la PROFEPA.

El análisis derivó de la controversia que causó el exceso de explosivos pirotécnicos durante la inauguración del Estadio de Los Rayados en la que el ruido y las luces causaron estrés y daños a cerca de 700 animales que se ubicaban en ese momento en el Parque La Pastora.

En la mesa participaron también representantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el Gobierno del Estado, organizaciones civiles, activistas protectores de animales, así como de las Comisiones de áreas protegidas y de Vida Silvestre.

Con estas medidas se pretende iniciar la normativa municipal para proteger la salud, nutrición, reproducción y crecimiento de los animales en cautiverio o en libertad. Aunque se reveló que las especies bajo resguardo son más longevos que los que se encuentran en libertad.

En la primer mesa de trabajo participó Antonio Guzmán, Director de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL; Edgardo David Acosta Canales, Director de Parques y Vida Silvestre del Estado; Gustavo Sepúlveda, Director del Parque La Pastora; Claudia García González, especialista en Derecho Ambiental; y José Ignacio González Rojas, especialista en biología de la conservación de la UANL.

También intervinieron, Melisa Lojero, Presidenta de la Fundación KAKATUWAH; Edgardo Sadot Ortiz, encargado de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas en Nuevo León; así como regidores integrantes de las Comisiones de Comercio y Espectáculos, y de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom