A partir de hoy Jaime Rodríguez Calderón tiene solo una posibilidad de aparecer en la boleta electoral, todo dependerá de la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Nacional Electoral ya confirmó que Jaime no merece ser candidato a la Presidencia, debido a las obvias trampas que uso el mandatario con licencia y su gente al momento de recaudar las firmas de apoyo, el sospechosismo que había hace meses por el abrupto crecimiento de apoyos, pasó a ser una triste realidad, usar copias de credenciales de elector y hacerlas pasar como originales, entre otras tracaladas, le costó a El Bronco la candidatura, al menos por el lado del arbitro electoral, si Jaime llega a la boleta, será solo por la decisión de un Magistrado, y no por la devoción del INE, lo que lo convertiría en un candidato impuesto a la fuerza, y esto la verdad no es sano, ya que las razones que prestó el órgano electoral quedarían en duda ante la sociedad, y esto restaría credibilidad al proceso electoral, cosa que pondría en gran peligro la elección.

Se sabe de buena fuente, que el equipo jurídico de Jaime Rodríguez ya está buscando culpables dentro de la red de auxiliares que lo ayudaron en la recolección de apoyos, se dice que para apoyar el nuevo Juicio para la Protección de los Derechos Político Electorales del Ciudadano que se presentó ayer ante el Trife, están buscando denunciar penalmente a muchos auxiliares bajo el argumento que estos actuaron de mala fe al momento de la recolección de las firmas, dirán que los auxiliares fueron pagados por sus enemigos para hacerlo quedar mal ante el INE, con estas demandas Jaime querrá demostrar su inocencia ante el Trife, sabemos perfecto que su sueño de ser candidato Presidencial no tiene límites, basta ver cómo abandonó la Gubernatura de Nuevo León desde el primer día, y se dedicó en cuerpo y alma a su campaña, así que no dudo nada que Jaime Rodríguez sacrifique a gente inocente con tal de llegar a su cometido.

De que existe la posibilidad que el Trife le dé el pase, existe, pero seamos honestos, que feo sería ser candidato a la Presidencia con toda una cola de claras anomalías, su obsesión por aparecer en la boleta electoral es tan grande que sin importar que se pueda llegar a pensar que Jaime pudo haber sobornado a algún Magistrado, partiendo de eso su posible candidatura estaría manchada, seamos francos, estamos hablado del futuro del País, no estamos hablado de un juicio por la custodia de un perro, o por la repartición de unos bienes, Jaime tiene que entender que si hubiera hecho bien las cosas en Nuevo León no hubiera habido necesidad de llegar al posible fraude al momento de la recolección de firmas de apoyo, dos años le bastaban a Rodríguez Calderón para demostrar que tenía la capacidad de hacer bien las cosas, pero no, no fue así, decidió irse por el camino fácil, el engaño y la trampa.

El descrédito público seguirá por siempre a Jaime, sus hijos cargarán con ese lastre, ya que el presumía de honestidad y valentía, cosas que quedan en duda, ya que demostró con hechos que no le importó actuar igual que el llamado bipartidismo, llevando a la basura la honestidad, tampoco demostró valentía al no aceptar sus errores y seguir montado en su macho queriendo aparecer en la boleta electoral aunque sea por la decisión de un solo Magistrado, ojalá que en estos días a Jaime le llegue un momento de reflexión y piense en cómo quiere quedar en la historia.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom