El Alcalde de Guadalupe, Francisco Cienfuegos, acompañado de su familia acudió a la misa que se ofreció en la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, con motivo de la entrega de la restauración, mantenimiento y equipamiento del Santuario del Señor de la Expiración, considerado el edificio más antiguo de la Ciudad y Patrimonio Histórico de la Nación.

Con la misa celebrada por el Obispo Auxiliar, Oscar Tamez dieron inicio a las Fiestas Patronales del Señor de la Expiración, llamado también “Señor del Pueblo de Guadalupe” o “Señor de la Lluvia”.

El Alcalde Francisco Cienfuegos, se había comprometido con el párroco de la Iglesia Marcelo Valera y la comunidad para completar la restauración del templo, con la voluntad y participación de los guadalupenses.

El trabajo que hoy se concluye ha sido a base del esfuerzo mostrado por voluntad de muchas personas es por eso que nosotros en esta administración en particular, denominamos y nos pusimos la tarea de hacer pequeñas grandes acciones, pequeñas grandes obras o pequeños grandes programas que puedan tocar los corazones de quienes vivimos aquí”, señaló Cienfuegos Martínez.

El Alcalde mencionó que esta es una de las pequeñas grandes obras de las más de 700 que se hicieron a lo largo de administración y viene a enmarcar a la construcción más antigua de toda nuestra Ciudad de Guadalupe.

La primera edificación que tuvo Ciudad Guadalupe, fue esta capilla, hoy el templo de Nuestro Señor de la Expiración, es una pequeña grande obra que va a ser recordada por muchos años”, señaló el Alcalde.

Los trabajos se realizaron durante el último año, con la Participación de la Secretaría de Obras y Servicios Público Municipales, para lo que se requirió una inversión de 2.4 millones de pesos, recursos federales gestionados por el municipio de Guadalupe.

La restauración consistió en el resane y reparación de los muros, pintura, reposición, limpieza y sellado del altar de cantera, que data de 1909. La colocación de vitrales de acuerdo a la técnica de hace más de 150 años, originales para este Santuario. Las puertas de madera fueron restauradas y el piso fue renovado. Se colocaron rampas de acceso universal, equipo de sonido y el área será climatizada.

Al final de la celebración se entregó al Alcalde una réplica de la Imagen del Señor de la Expiración, considerada una edición especial de los 375 años de la primera misa que se celebrara en Ciudad Guadalupe.

El munícipe hizo una invitación a los fieles católicos a seguir construyendo una comunidad donde impere la unidad en cada uno de los hogares de las familias de Guadalupe, lo que se ha perdido con el ciclo de la vida.

Francisco Cienfuegos insistió en recuperar esos momentos que vivíamos generaciones atrás resaltando los valores de la familia, enalteciendo el orgullo de ser guadalupense y contar con esta edificación que fue la primera en nuestra Ciudad y que estará al servicio de todos aquellos que viven en Guadalupe, en Nuevo León y toda la República Mexicana.

Garza Sada

@GarzaSadaCom

@RegiandoCom