congreso de nuevo leon y jaime rodriguez calderón

El futuro inmediato de Nuevo León ya está empeñado, por lo menos los próximos seis años mientras gobierne Jaime Rodríguez Calderón, ante esto la ciudadanía debe estar atenta ya que se espera que no se realicen obras importantes para el beneficio común, quizás nos topemos con servicios del Gobierno más deficientes de lo que ya son, probablemente se buscará cobrar de manera extrema a aquellos que no pagan los impuestos correspondientes.

Serán seis años de miseria gubernamental, y esto se vislumbra ya que las bancadas del PRI y del PAN dominarán el Congreso de Nuevo León, y por más que diga Jaime que los Diputados son empleados de la ciudadanía, y que estos tengan que cumplir con su obligación de ver por los intereses de los nuevoleoneses, no creo que ninguna de las dos bancadas se presten a ser comparsas del “independiente”.

Como nuevoleonés, de corazón quiero que le vaya bien al Estado, pero la realidad me rebasa, lamentablemente un millón de personas eligió el camino de los casi cinco millones de nuevoleoneses, todos tendremos que ajustarnos a las circunstancias que se dicten durante los próximos seis años, ya sea que tengamos que pagar más por los impuestos de tenencia y refrendo vehicular, el Impuesto Sobre Nómina, o cualquier otro impuesto estatal.

Esta será nuestra próxima realidad, y la verdad no culpo a nadie por esto de una vez se los digo, ya que no es culpa de nadie que ese millón de votantes creyeran en los cuentos broncos, ni modo así nos tocó, sé perfecto que con el tiempo habrá muchos arrepentidos, pero así es la vida de dura.

Sé perfecto que con el tiempo los partidos políticos se verán obligados a reestructurase para no ser vistos como unos demonios, serán seis años para que vuelvan a retomar la confianza de la ciudadanía, por lo pronto no nos quedará de otra que aprender en el camino, ah, y lo más importante, ajustarnos los bolsillos.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom