fantasma

Para muchos hablar de fantasmas es hablar de fantasía, sin embargo para otros ha sido tema de discusión, ya que las inexplicables fotos de un fantasma que acompaña durante todo su recorrido por un museo de Nueva York a una pareja y su pequeño hijo, aún continúan sin explicación a pesar de haber pasado ya dos años.

Un matrimonio de turistas británicos y su pequeño hijo estuvieron de visita en Museo del Castillo de York, y reconocen haber tenido una “sensación extraña” a lo largo del recorrido, pero nunca pensaron se fuera a transformar en lo que ahora han visto.

John Burnside y su esposa Shona Backhouse, quienes visitaron dos años atrás el “Castel Museum”, donde se han reportado insistentemente constancias de presencias fantasmagóricas, pero por lo general son refutadas como argumentos para atraer turistas a la visita, el matrimonio reconoció haber oído las historias sobre fantasmas que rondan el museo, pero simplemente no le dieron importancia. “De hecho no me gusta el tema de los fantasmas ni nada de eso: me dan pánico”, afirmó la señora.

Tras haberse filtrado algunas de sus fotografías en Internet, el matrimonio ha negado haber usado “GhostApp” o alguna otra aplicación similar que haya permitido el agregado digital de fantasmas a las fotografías, y dicen que simplemente no habían tocado las fotos en dos años. La tarjeta de memoria donde estaban las fotos se perdió y vino a aparecer dos años después en el bolsillo de un pijama del hombre, quien se limita a decir que le resulta “asombroso lo que hallé si pensamos que el pijama ha pasado decenas de veces por la lavadora en dos años”.

Las fotos muestran a una pequeña de unos dos años de edad, montada en una bicicleta de época en algunas escenas, que se sitúa junto o detrás de los turistas, incluso cuando éstos abandonan el castillo, “creí que era mi imaginación, pero después le pregunte a mi hijo y me contestó “Si, era una niña”, me dijo“.

Los funcionarios del museo consultados niegan tener idea alguna de a quién pertenece la foto de la niña que está con ropas de la época victoriana, ni cómo las tomas fueron hechas, sin embargo admiten haber tenido reportes de turistas que dicen ver a la pequeña niña del “Castel Museum”.

Regiando


@RegiandoCom