Luego de dos años en que una jovencita de 18 años fuera encontrada sin vida en un basurero en Canadá, éste lunes fue sentenciada su asesina, quien resultó ser su mejor amiga quien sin pensar en el detalle que la delataría ante las autoridades, publicó en el muro de Facebook de Brittney una selfie tomada horas antes de morir.

La joven Brittney Gargol de 18 años, fue encontrada estrangulada en un basurero en Saskaton, Saskatchewan, Canadá, el pasado marzo de 2015, en el lugar se localizó un cinturón de mujer con el que le causaron la muerte, sin embargo no encontraron los investigadores huellas digitales de su asesino.

Sin embargo en el muro de Facebook de la occisa, la joven Cheyenne Rose Antoine publicó una selfie y comentó:

¿Dónde estás? No supe más nada de ti. Espero que hayas llegado a casa sana y salva

Las autoridades entrevistaron a Cheyenne Rose quien les contó que habían salido juntas a una fiesta luego visitaron varios bares y que estaban muy tomadas, más tarde dijo que Brittney se había ido con un hombre al que no conocía y que ella regresó a casa de su tía.

Las autoridades detuvieron a Cheyenne Rose Antoine, sin embargo el cinturón por no tener huellas digitales no fue fundamental en el juicio, ya que Rose indicó que el cinto era de Brittney y que se lo prestó unos minutos para sacar la foto, sin embargo mediante interrogatorios a lo largo de dos años dieron como resultado que la jovencita de 21 años terminara confesando su crimen, argumentando que habían fumado mariguana y que estaban muy ebrias, situación que derivó una fuerte discusión entre ellas, pero no recordaba haberla matado ni como el cuerpo de su amiga terminó en un basurero.

La juez condenó a la jovencita a solo 7 años de prisión por el delito de homicidio culposo, luego de haber evaluado positivamente el remordimiento de Cheyenne Rose de haber matado a su amiga, indicándole a la juez que aun y cuando se declaraba culpable y con mucho remordimiento, no recordaba ningún detalle de la muerte de su mejor amiga.

Regiando
@RegiandoCom