pueblaPara nadie es ajeno el escuchar “me robé a mi novia” es decir cuando la parejita decide irse a vivir juntos o en su defecto “robársela” para presionar a la familia de la chica y que se realice el matrimonio.

Sin embargo en el Estado de Puebla “robarse a la novia” se convertirá en delito y será penalizado desde un año hasta cinco de prisión, ya que el “rapto” o “robo de novia” se convirtió gracias a una reforma penal en “privación ilegal de la libertad”.

Mediante votación en el Congreso del Estado de Puebla, ésta nueva reforma penal tuvo 39 votos a favor contra una abstención, siendo el diputado Gerardo Mejía del PRI quien impulsara la iniciativa ya que según estudios que realizó en las comunidades de la Sierra, éste delito era una práctica muy común, y que en ocasiones provocaba desgracias familiares que a veces eran irreparables.

Además que el “robarse a la novia” era utilizado como gancho en donde a las jovencitas se les prometía matrimonio y de lo único que se trataba era para cometer el delito de  “trata de personas”, ya que jovencitos y hasta adultos eran contratados para embaucar a las niñas de comunidades de la Sierra, ganarse su confianza y luego abusar de ellas.

La modificación penal protegerá el derecho de las mujeres a tener una vida libre de violencia y ha tener una vida digna con la pareja que ellas elijan sin que su integridad física sea violentada.

Sin embargo si la persona que cometa el delito de “robarse a la novia”, decide regresarla a su hogar sana y salva, sin haber practicado el acto sexual con la jovencita en un termino de 24 horas, la sanción será únicamente de tres meses a tres años de prisión, claro está si existe una denuncia de la familia de la jovencita sustraída de su hogar.

Así es que si usted es de Puebla o vive allí, piénselo dos veces antes de “robarse a la novia” o se verá envuelto en un juicio penal que lo mantendrá preso por un buen tiempo. Aunque aquí en Nuevo León también es un caso común, recordemos lo que ocurrió con El Geno y su novia.

Gonzalitos
@GonzalitosCom