roberto-flores-y-jaime-rodriguez-604x400

Tras el escándalo destapado por la Revista Proceso sobre la situación del Procurador del Estado, Roberto Flores Treviño, queda abierta la posibilidad que el Congreso de Nuevo León le dé un fuerte golpe a la Administración de Jaime Rodríguez Calderón, los legisladores locales ya buscan la documentación legal necesaria para pedir la comparecencia de Roberto y pedir su destitución.

Es un hecho inevitable que Roberto Flores sea removido de su puesto de Procurador, esto debe de dar pie a los Diputados Locales a tomar las medidas necesarias para que no sea Jaime Rodríguez el que designe al próximo Procurador, ya que quedó demostrado su mal tino para elegir, a pesar que muchos sectores de la sociedad le pidieron en su momento a Jaime que reconsiderara imponer al actual Procurador de Justicia, él se salió con la suya.

Lamentablemente Jaime Rodríguez se hizo de oídos sordos e hizo lo que quiso, la justicia no puede quedar en manos de alguien que tenga un pasado obscuro, ya que la transparencia de quien la preside es esencial para la impartición de justicia, desde hace meses un servidor advirtió que no se podía entregar con los ojos cerrados ese puesto a cualquier persona, ya que es inmoral que alguien que tuvo detenciones por portación de arma fuera el encargado velar por la seguridad de los nuevoleoneses.

Esta situación ya la esperaba, en lo personal no me sorprendió que saliera a relucir los problemas legales de Roberto Flores, ya que con anterioridad de que fuera elegido salieron varios escándalos que prendieron los focos rojos, y que NADIE hizo nada legal por evitar la postulación de Roberto Flores.

La cosa se pondrá de color de hormiga entre el Congreso de Nuevo León y Jaime Rodríguez, ya que este evitará a toda costa que Roberto Flores sea removido, se estima una confrontación muy pesada entre los dos poderes, y no me gusta apostar como lo hacen algunos otros (Roberto Flores) pero de una vez ponga mis cartas sobre la mesa, y mi apuesta va en el sentido que esta bronca será tan intensa que terminará no solo en un desgaste político para Jaime Rodríguez, sino que también las débiles cuerdas que sostienen el puente entre estos dos poderes terminarán por romperse.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom