Lo sucedido el día de ayer con el revés que le propinó el Tribunal Electoral del Estado a los panistas Felipe de Jesús Cantú y a Pedro Garza es más que histórico, ya que los panistas quedaron bien exhibidos por tanta triquiñuela, trampa y ratería que se aventaron el pasado 1 de julio. Los dos Magistrados que votaron en contra de la ponencia del Magistrado Carlos Leal-Isla García se llevaron una serie de críticas, además de ser víctimas de un “linchamiento” mediático en redes sociales por parte de los panistas, las amenazas del Senador Raúl Gracia hacia estos dos Magistrados ya se habían hecho presentes desde días antes y siguen, es una pena que alguien que representa a la Cámara Alta sea quien actúe como un vil porro, y queda claro que no respeta el cargo que tiene ya que además ha hasta incitado a la violencia y eso señores no es correcto.

Raúl claramente les advirtió días antes a los Magistrados del TEE Gastón Enríquez y a Jesús Bautista que si votaban en contra de los intereses del PAN serían denunciados penalmente por ello, lamentablemte Raúl Gracia escudado en su papel de Senador decidió amedrentar y amenazar a dos funcionarios públicos, su actuar exhibe la falta de ética profesional, el ser un Senador de la República NO es cualquier cosa y eso de amenazar y fustigar es realmente un abuso de poder, es por eso que los afectados podrían interponer una denuncia en contra de Gracia e incluso los funcionarios deberían de pedir a un juez una orden de restricción en contra de él, ya que el carácter explosivo y amenazante de este Senador pone en riesgo la integridad física de los Magistrados.

Por su lado el ex Alcalde Electo Felipe Cantú quedó más que al descubierto, los Magistrados se dieron cuenta de la serie de irregularidades que se vivieron durante los comicios pasados, eso de “perder” 90 paquetes electorales fue un acto desesperado, no es cualquier cosa desaparecer más de 35 mil votos, y además es descarado por parte de los autores materiales e intelectuales. Esperamos que se finque responsabilidad penal a aquellos involucrados en dicho fraude, y sí, fraude, ya que sí se llegó a consumar, puesto que Felipe Cantú recibió su constancia de Alcalde Electo, obviamente hay mucha gente involucrada en esta situación, esperemos que se realicen investigaciones y se den a conocer quiénes fueron los títeres y los titiriteros de este malévolo plan.

Es bien sabido que nunca se habían visto tantas irregularidades en una elección en México, y como bien dijo el día de ayer el Alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, descubrieron el robo del siglo de los panistas, “Intentaron cometer el robo del siglo y los descubrimos. Robaron casillas, alteraron actas, rompieron la cadena de custodia. Sus maquinaciones y artimañas quedaron demostradas”, así lo publicó el edil regio en sus redes sociales.

Lo más cómico de todo es que los mismos panistas exigían que se anulara la elección a la Gubernatura de Coahuila en 2017, esto porque dos casillas estaban perdidas, y son los mismos que dicen que ganaron esta elección de Monterrey donde se robaron 90 casillas. ¿Dos casillas sí y 90 casillas no? La única lógica de esto es que están intentando hacer tonta a la ciudadanía, y peor, hacer tonta a la autoridad pero ya su trampa fue descubierta.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom