Luego de haber realizado un estudio con mujeres de entre 25 y 35 años, se llegó a la conclusión que éstas son más propensas a un infarto, ya que roncan más que los hombres, situación que las lleva a poner en peligro su vida.

El Royal National Throat, Nose and Hear Hospital y un Centro de Salud del sistema público de salud británico especializado en otorrinolaringología, fueron los encargados de realizar el estudio, en donde la conclusión es que las mujeres roncan más que los hombres y se encuentran en peligro de sufrir un infarto.

El problema principal de las mujeres no es dejar dormir a su pareja con sus ronquidos, sino que su corazón se encuentra en peligro ya que el poder protector de las hormonas desaparece, es decir que se encuentran en una pre manopausia o ya están entrando en ella.

Uno de los médicos encargados del estudio indicó que la menopausia comienza cuando los ovarios dejan de producir estrógeno y disminuye la producción de otras hormonas como la progesterona.

La abnea obstructiva del sueño es una enfermedad caracterizada por un ronquido fuerte seguido de períodos en silencio, es ahí cuando la respiración casi si detiene o se detiene, es cuando los músculos de la garganta se relajan por instantes y bloquean las vías respiratorias, los síntomas para identificar la abnea son los siguientes:

Somnolencia excesiva durante el día
Ronquidos fuertes
Despertar repentinamente por jadeos o asfixia
Despertar con la boca seca
Dolor de cabeza matutino
Dificultad para concentrarte durante el día
Cambios de humor
Alta presión arterial
Sudoración nocturna

El roncar ocasiona descensos repentinos en los niveles de oxígeno en la sangre, lo que incrementa la presión sanguínea y genera tensión en el sistema cardiovascular, lo que puede incrementar las posibilidades de padecer una enfermedad coronaria, un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

Regiando
@RegiandoCom