janinaLa policía de Polonia investiga el caso de Janina Kolkiewicz, anciana de 91 años que “resucitó” dentro de una bolsa de cadáveres, justo antes de su preparación para su funeral.

Después de 11 horas de haber fallecido y tener su certificado de fallecimiento por parte de la doctora Wieslawa Cyz, quien aseguró que estaba totalmente convencida de que la señora había muerto, ya que no tenía pulso, ni ninguna señal de respiración y mucho menos pulso cardíaco, un “milagro” como lo han llamado los residentes del este de Polonia, la mujer de 91 años volvió a la vida.

El señor Henryk Klementewicz, director de la funeraria que acogió el cuerpo de la anciana Janina, mencionó que sus trabajadores le informaron que se presentara de inmediato, ya que uno de los cadáveres que se prepararía para su velación se estaba moviendo dentro de la bolsa, al presentarse los empleados ya habían auxiliado a la anciana que les dijo que tenía mucho frío y que tenía hambre.

Para el director de la funeraria es una experiencia que a lo largo de 30 años en el negocio nunca les había sucedido, por su parte los empleados llamaron a la policía y a la sobrina de la anciana, también expresó su sorpresa por este extraño suceso.

Por su parte la sobrina llegó a la funeraria acompañada de la doctora que expidió el certificado de defunción, quien confesó sentirse avergonzada por no darse cuenta que la paciente estaba viva, ya que dijo que cuando llegó a la casa de la sobrina los ojos de la anciana estaban muy abiertos y no tenían sensibilidad a la luz, sin pulso ni nada, “Si hubiera tenido alguna duda acerca de su fallecimiento habría llamado a una ambulancia y habría intentado resucitarla pero no tenía signos vitales: ni pulso, ni nada“, mencionó la doctora.

La sobrina de Janina mencionó a la policía que su tía no recuerda nada de lo sucedido ya que dice sufre de demencia senil, así lo dijo a la fiscalía local que ha iniciado una investigación para analizar lo sucedido y fincar las responsabilidades del inusual acontecimiento.

janina 2

La mujer de 91 años se encuentra en buen estado, aseguró y bromeó que “regresó de la muerte con frío y mucho apetito”, además mencionó entre risas que tendría que hacer el papeleo burocrático para cancelar en el registro civil su certificado de defunción.

Gonzalitos
@GonzalitosCom

@RegiandoCom