MaríaEstaba yo preparando mi comidita, cortando el tomatito y la cebollita, cuando de repente me suena el celular y que contesto, la llamada venía del mismísimo canal de Multimedios. Un buen amigo me dijo, “Deja de ver a Luis Padua y cámbiale a Multimedios, es algo histórico”. Yo le colgué a mi amiguito, apagué la tele en blanco y negro para correrle a la de alta definición, pues así le prendí al noti de María Julia cuando de pronto me quedé muda y es que resulta que de compañerito de la lic, más bien de titular se encontraba nada más ni nada menos que el calvito, chaparrito, mala onda y enfermo de poder, Víctor Martínez.

Regla número uno dicen en la escuela de la tele, “Nunca te cruces de brazos frente a la cámara”, pues así se veía en mi pantalla alta definición el jefecito de María Julia, quien no perdió oportunidad de callarla y hacerla a un lado para ser él quien mandara a las notas más importantes del día. Quejándose al aire que le habían hecho complot, ya que el Aurora les había fallado, mi querido Víctor no te sientas único y especialista en complots, los demás también hacen su luchita, ya me imagino la cara del pobre Angelito, productor del noticiero, tremenda regañada que se ha de haber llevado por la falla.

María se veía tensa, desencajada, obviamente humillada, cómo es posible que un chamaco le quitara la palabra, cuando ni los grandes lo hacen porque le tienen respeto, pero no, el buen Víctor le quitó la palabra varias veces, estaba a punto de decirle “Cállate y déjame hablar”.

Lo que muy pocos saben y que me informaron desde adentro, es que el joven Víctor estaba emocionado porque hoy era su gran día, toda la mañana se la pasó muy contento porque según él iba a arrasar con el rating para burlarse de Luis Padua. Martínez quería ponerse al tu por tu con Luis Padua, su ex jefe, cuánta envidia y cuánto rencor le guardará para que haga ese tipo de ridículos, mira que callar a María Julia al aire, que osado de su parte, bastante daño provoca con lo que habla a las espaldas de Lafuente, y todavía se atreve a imitar al arquitecto Héctor Benavides. No hay duda éste muchacho perdió el piso, todo es culpa de los mandos de la empresa que no le ponen un alto.

Y después del sustito, mandé traer un pollito asado, por culpa de Víctor Martínez no terminé mi comidita. Ya cuando estaba comiendo llegué hasta “Ellas con las Estrellas”, verdaderamente las conductoras son un fracaso, día tras día queriendo imitar a las fundadoras del programa, por más que hablen alto, se interrumpen sin cesar, mis queridos ya no tengo más que decir , es horribleeeee, tiempo muerto en televisión, si Televisa quisiera volver hacer competitiva con las otras televisoras locales, debería ponerle un poquito más de ganas con éste tipo de programas.

Y antes de que se me olvide, el domingo me di la oportunidad de ver el programa “Proyéctese” con Recta, que si bien no es santo de mi devoción, debo decir que me parece un programa familiar, las edecanes muy tapaditas y la verdad sin hacer corrientadas, cotorreando al participante pero sin caer en lo vulgar ni en las burlas, es un buen acierto para Recta ya que el programa es al medio día, en domingo, donde las familias están reunidas, bien por él que respeta el horario.

“Acábatelo” hoy cumple seis años al aire, saliéndose por completo de su proyecto original, que si bien Mayito no descubrió el hilo negro, siendo una copia de los programas de Paco Stanley, su productor Álvaro Pérez mantenía el ritmo del mencionado muy ágil y ameno, hasta que dejó la producción. Hoy en día el programa no tiene pies ni cabeza, lástima por Mario Bezares, que poco a poco lo han venido desplazando, convirtiéndose en uno más de los demás.

Y se me olvidaba las mamis que están juntando firmas en colegios de San Pedro, por el problemón de los ROMBOS DE AMOR, del programa “Pura Gente Bien”, que afecta a las mentecitas de sus querubines, me informan que cada día son más las que se unen para ir a Gobernación.

Esperancita Berrones