felipe de jesus y margarita arellanes

Claramente la reunión que se dio el día de ayer entre Margarita Arellanes Cervantes y Felipe de Jesús Cantú Rodríguez es solo para la foto, ya que antes la Alcaldesa de Monterrey envió un mensaje claro y conciso, que no habrá tal operación cicatriz.

Y es que es más que claro que Margarita Arellanes tiene cero interés en llegar a un acuerdo de unidad, con el anuncio del gran recorte de personal en el Municipio deja un mensaje a quienes la traicionaron antes y después de las elecciones internas.

Lamentablemente el odio ya se le encarnó en su piel delgadita a la Alcaldesa regia, y no habrá poder humano que la haga cambiar de parecer, esta vez cedió entrevistarse con Felipe Cantú ya que el líder nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz se lo pidió.

El PAN de Nuevo León se echó una piraña encima, ya que no la apoyó a cumplir su sueño dorado de ser Gobernadora, así que Margarita Arellanes será la piedrita en el zapato para que algunos panistas no lleguen a ganar en las elecciones internas, para decirlo más claro, será la enemiga en casa.

Margarita Arellanes es una persona muy rencorosa y no sabe perdonar, pero el verdadero problema es ella ya que no quiso repartir las rebanadas del pastel, y esto es desde antes de que fuera precandidata, ya que quería quedarse con todas las posiciones que como en cualquier partido político es lógico que se repartan.

En fin, al PAN de Nuevo León le pesará haber tenido en sus filas a Margarita Arellanes, ya que será ella la que se encargue de repartir su rencor y veneno entre los panistas y la ciudadanía.

Diego de Montemayor

@DiegoMCom

@RegiandoCom