rodrigo medina

En el Sexto y último Informe de Rodrigo Medina de la Cruz pasaron menos sorpresas de lo que se esperaba, aquellos que habían prometido “meter a la hoguera” al Gobernador se quedaron con perfil bajo, era muy obvio ya que en anteriores ocasiones hemos visto como algunos Diputados Locales vienen manejando un doble discurso, en sus redes sociales son los peores enemigos del mandatario Estatal, y en la práctica son unos simples gatitos.

Ahí está el caso del Diputado Samuel García Sepúlveda, que en sus redes sociales prometía cuestionar duramente al Gobernador, y la verdad su participación fue muy blanda, pasando sin pena ni gloria, y es que si tenía a Medina de la Cruz a tan solo unos metros, por queé no le grito “corrupto” tal y como lo señala en sus redes sociales, solo señaló algunas acciones del Gobernador sin mostrar prueba alguna.

Y esa idea que tiene Samuel García que según él lo respaldan millones de ciudadanos esta medio fumada, ya que el Diputado Local fue elegido por repechaje, es más si hubiera ganado el Distrito 8 hubiera sido por miles no por millones, y esa onda rara de decir que “Sin misericordia, pero sin rencor, revisaremos las cuentas” cálmate, te crees Santo, o qué, a qué bárbaro este jovencito.

Lo que si era de esperarse, porque tradicionalmente lo han hecho, los panistas “amagaron” a Medina de la Cruz con algunos carteles, en los cuales le hicieron varios señalamientos de su administración, los cuales eran blanco de varias imágenes que Margarita Arellanes Cervantes, Alcaldesa panista de Monterrey tomó con su teléfono de manera discreta para compartirlos en su grupo de WatsApp.

De los panistas no se esperaba menos, ya que por tradición tenían que cuestionar al Gobernador, y de la actuación de la ex panista Karina Barrón Perales, qué les puedo decir, diciéndose la única mujer de su bancada, como si nadie supiera que son solo dos, ella y otro Diputado.

A pero el que si se pasó de la raya, y no por sus palabras sino por como las dijo, fue el Diputado del Partido del Trabajo, Sergio Arellano Balderas, en verdad que el oriundo del Distrito Federal dejó en mal a su partido, a no verdad ya no existe, bueno, dejó en mal a los chilangos, que son muy buenos para echar rollo, a este Diputado el tiempo que le tocaba se le hizo corto, ya que para leer una línea de su presentación se tardaba horrores, ya que no sabe leer, ojalá que por prudencia los encargados del Congreso repartan becas para cursos de oratoria entre sus legisladores para que sea más ágil y entendible sus discursos.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom