Luego de un cateo realizado por las autoridades de Nuevo León, en un domicilio de la Colonia Mirasol en Monterrey, se localizó el cuerpo enterrado de la menor de edad secuestrada el pasado 8 de junio en el sector San Bernabé.

La madre de la menor de 17 años, Lesli Rubí Oviedo Martínez, fue notificada por parte de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León, para que acudiera a la identificación del cuerpo de su hija, confirmando ésta que se trataba de Lesli.

De acuerdo a Verónica Elizabeth Martínez, madre de la menor, las autoridades al notificarla le mencionaron que había un 99 por ciento de que fuera su hija, esto de acuerdo a las pruebas de ADN que se realizaron luego de presentar la denuncia de su plagio y que se activara la Alerta Amber, sin embargo más tarde confirmó que sí se trataba de su hija y que realizaría el reclamo del cuerpo.

El cuerpo de la menor fue localizado enterrado, durante el cateo realizado en la esquina de la Calle Guajillo y Colorín, en la Colonia Mirasol primer sector, a 2 kilómetros de distancia del domicilio de Leslí Rubí, muy cerca de donde fue secuestrada por personas que viajan en un taxi amarillo.

Vecinos del sector, informaron a las autoridades que en el domicilio donde se encontró el cuerpo de la menor plagiada, vivía una mujer con un niño, sin embargo por la ola de robos en casa habitación se cambiaron del lugar, sin embargo se desconoce quién o quienes habitan la vivienda en donde se criaban gallinas y pollos.

Las autoridades informaron que se será en las próximas horas en que se den a conocer los pormenores de cómo se encontró el cuerpo de la menor y de cómo murió, así como también algunos resultados de las indagatorias del Grupo de Homicidios.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom