Ahora sí, se demostró científicamente que las mascotas sí son capaces de amar, tanto a sus dueños como a otros animales. ¿Qué tal?

La Universidad de Claremont en Arkansas, Estados Unidos, realizó una investigación donde prueban que las mascotas domésticas sí tienen sentimientos y capacidad de amar. Los investigadores midieron el nivel de oxitocina que es la “hormona de los sentimientos” en varios perros y gatos.

Esta medición se hizo antes de que las mascotas jugaran con un grupo de cien humanos, igual lo hicieron luego de que terminaran los juegos. Los científicos detectaron que las hormonas incrementaban de un modo similar al que ocurre cuando un humano tiene una sensación amorosa.

Y con esta prueba, muchos tendrán en cuenta que las mascotas sí quieren a sus dueños, y en la mayoría de las ocasiones lo más importante para los perros y gatos son sus amos, así que lo mínimo que tenemos que hacer es cuidarlos y quererlos.

Regiando
@RegiandoCom