samuel garcía y concepción landa

De inicio todo pintaba que sería una bocanada de aire fresco para la política de Nuevo León, que las caras nuevas traerían consigo esperanza para la ciudadanía, me refiero al partido Movimiento Ciudadano, organización que Fernando Elizondo Barragán dejo para irse con Jaime Rodríguez Calderón, lo cual abandonó como resultado el pronto desgajamiento del partido.

En los primeros meses se vio a los Diputados de Movimiento Ciudadano muy moviditos en cuestión de propuestas para el bien ciudadano, pero de un día para otro todo cambió, y todo debido a las envidas de algunos miembros del partido, la grilla interna llegó al rojo vivo, a tal punto que el Diputado Local Jorge Blanco Durán, mejor decidió pintar su raya con el partido naranja, dejando de ser abanderado de MC para pasarse como independiente.

Mientras eso pasaba, su “líder” Pilar Lozano MacDonald, se desentendía de la ruptura en Nuevo León, dejándolos hacer lo que quisieran, obviamente mientras la lana del partido no se la quitaran, todo estaba bien para ella, lamentablemente vía remota desde la Ciudad de México la “líder” nada podía hacer, o más bien nada quería hacer, ya que sus intereses están en la capital del País.

Movimiento Ciudadano pasó por algo que todo partido descabezado sufre, la rapiña, cada quien metía facturas de lo que fuera, los cobros por videos que nadie vio, fueron implementados por Alan García, pero como todo lo malo flota, eso no fue la excepción, hoy sale en el periódico El Horizonte una investigación que pone al descubierto un nuevo caso de corrupción al interior del instituto político realizados por los dos únicos Diputados Locales.

Samuel García Sepúlveda y doña Concha Landa, según El Horizonte los legisladores han tenido gastos mensuales hasta por 135 mil pesos, en los tres primeros meses del año ambos han gastado 226,000 pesos, logrando comprobar solo el 15 por ciento del total de lo gastado, con lo cual estarían llevando una malversación de fondos.

El Horizonte publica una compra realizada por alguno de los legisladores de Movimiento Ciudadano, la cual raya en lo grosero, ya que gastar 958.68 pesos en cacahuates japoneses, mientras mucha gente no tiene ni para las tortillas, es muy grosero de parte de los Diputados Locales.

Tristemente este partido político está saliendo peor que los tradicionales, y digo peor porque su supuesta alianza con la ciudadanía está quedando en claro que es más falsa que nada, quieren vivir del erario público tal cual lo hacen quienes éstos critican, así que las esperanzas de que Movimiento Ciudadano fuera algo legítimo se terminan, ya que están señalados como unos políticos más del montón.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom