jaime rodriguez calderón

Como para amacizar la casi segura negación de quitar la tenencia, Jaime Rodríguez Calderón “condiciona” o más bien pide a cambio de desaparecer dicho impuesto que los Diputados se bajen el sueldo, la verdad esto ya se veía venir, y por su actuar de seguro todas las promesas serán a cambio de algo, por supuesto cosas imposibles de realizar.

Al rato va a decir que la creación de la Universidad en la Torre Administrativa la realizará a cambio de que los maestros que impartan clases ahí no cobren nada, con esto se ve que así serán las cosas en el nuevo Gobierno de Jaime, puras catafixias políticas.

Lamentablemente los nuevoleoneses serán los que paguen las consecuencias de la falta de cumplimiento de las promesas de campaña, ya que con todas las que realizó Jaime hubiera sido un Nuevo León perfecto, un Estado sin inseguridad, sin pobreza, sin políticos corruptos.

Ahora los nuevoleoneses tendremos que esperar al menos seis años más a que llegue otro político “independiente” o un “ciudadano” que cumpla con sus promesas, ya ven para que andan de inocentes creyendo promesas incumplibles.

Ya en serio, creo que esta próxima administración, será las más gris de todas, ya que si no va a cumplir las promesas realizadas en campaña, menos hará cosas que no prometió.

Así que esto sirva de ejemplo para los próximos candidatos, no prometan tonterías que jamás podrán cumplir, ya que cuando la expectativa de los ciudadanos al político es muy grande y si este no cumple, la caída del político mentiroso será muy dolorosa y será blanco de severas burlas.

“Las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo”, Giuseppe Mazzini.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom