Dicen que para no perder la bonita costumbre de vetar e ir en contra de las leyes aprobadas por los Diputados Locales de Nuevo León, el Gobernador Jaime Rodríguez alias El Bronco, se las volvió a aplicar al vetar la recién creada Ley de Salud Mental, siendo ésta la número 23 en dos años.

De acuerdo a El Bronco, la nueva Ley de Salud Mental implicaría la contratación de personal y con esto el incremento presupuestal, ya que si se crea el Centro Integral de Atención a la Salud Mental de los Niños, Niñas y Adolescentes de Nuevo León, implicaría un desembolso para el Gobierno de Nuevo León que no se tiene, aseguró el mandatario.

Jaime mencionó que con la creación de la nueva Ley de Salud Mental no se presentó una iniciativa de ingresos o que previsión de gasto público se afectará, además se vulnera el respeto a los derechos humanos en algunos términos.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom