panistas

Mientras son peras o manzanas en el PAN de Nuevo León. lo que sí ocurre es que el partido está dejando una muy mala imagen ante el resto de la ciudadanía, el tema de que si un grupo apoya a uno o a otra y de repente cambia de bando político, deja ver la poca calidad moral de los panistas, y hacen gala del dicho “los panistas son mochos.

Y es que vender los miles de votos a cualquiera de los dos precandidatos a la gubernatura, como si los panistas fueran monedas de cambio, exhibe a los “líderes” del PAN como viles mercaderes del poder.

Si ahorita se venden con el mejor postor, qué podremos esperar en plena campaña, acaso estaremos viendo a un grupo panista apoyando a la priísta Ivonne Álvarez García, y otro grupo apoyando a Fernando Elizondo Barragán candidato de Movimiento Ciudadano, pues para allá van.

Comentarios de panistas de verdad aseguran sentirse asqueados con la política tan chafa con la que se está manejando esta precampaña, afirman sentirse avergonzados ya que en los tiempos de Norma Villarreal de Zambrano, Humberto Junco Voigt, Enrique García Leal o de José Ángel Conchello Dávila no pasaban este tipo vendimias electorales.

La realidad es que el PAN ya cayó en un profundo bache del cual solo ellos lograrán salir, pero para eso tendrán que ayudarse entre ellos mismos, nadie más podrá sacarlos del hoyo.

Y por supuesto las consecuencias de sus actos serán cobradas por los ciudadanos en las urnas en las ya próximas elecciones 2015, el Municipio de Monterrey está perdido por la mala administración y saqueo que Margarita Arellanes realizó, y ya sea que Felipe de Jesús Cantú o la Alcaldesa con licencia represente al Partido Acción Nacional, los panistas tendrán que realizar una labor titánica para convencer del voto a los ciudadanos, eso es seguro.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom

1 COMENTARIO