jaime borracho

Jaime Rodríguez Calderón si no está promocionando candidatos independientes, está promocionando el consumo de bebidas embriagantes, apenas hace unos días prometió invitar las caguamas a un grupo de jóvenes del CONALEP, hoy, dice que en las canchas que quiere construir en el Río Santa Catarina, la gente podrá echarse su caguama, que porque así es la vida.

El chiste de mandatario que tenemos, anda pagando lo que los empresarios del ramo del alcohol invirtieron en él, incitando a la ciudadanía a tomar caguamas, pues sí, ya que aquí mataría dos pájaros de un tiro, promociona el consumo de la caguama y de paso incita a que se emborrachen para tener a una población somnolienta.

No estamos en la época de la Revolución, donde un Gobernador hacia lo que quería, sin protocolos o sentido común, Jaime Rodríguez tiene que entender que cada vez que abre la boca y dice esa clase de cosas deja en mal a los nuevoleoneses.

Vamos a hacer canchas arriba de los tanques de almacenamiento con recursos de agua y drenaje porque hoy en agua y drenaje nadie se roba nada, esa lana la vamos a usar para hacer canchas, para hacer áreas recreativas, para hacer un teatro arriba del tanque de almacenamiento, para que vayan ahí las señoras a la bailoterapia, que los chamacos jueguen y si es necesario que la gente en la noche se eche una carne asada, ¿por qué no?, una caguama, ¿qué tiene?, es la vida, ¿o no?, ¿o nos vamos a poner modositos?, por eso ha crecido la violencia, porque empezamos a limitar, a limitar y al gente necesita espacios, toda nuestra burocracia está gorda, nadie juega. En el pasado íbamos al río, a echar un jueguito y luego una caguama, pero jugábamos, hoy nada más nos chingamos la caguama”.

Jaime asegura que echarse una caguama es la vida, pues la verdad, es que si él es alcohólico no tiene por qué andar incitando a la población a que lo sea, no todos somos como él, muchos tenemos razones del por qué no tomar, vaya pues, no todos los nuevoleoneses somos borrachos.

Jaime Rodríguez ya se está saliendo de control, sus frustraciones lo están llevando a divagar, ya no sabe lo que dice, está mal, es más, los Diputados Locales deberían de obligar a Jaime a realizarse una prueba de alcoholemia cada vez que inicie sus labores Jaime, es muy sospechoso que siempre ande diciendo babosadas, el alcohol puede ser la causa, ya ven que como dice el dicho, “el que en pan piensa hambre tiene”, y en el caso específico de Jaime puede ser, “el que de caguama habla, caguama quiere”.

Diego d Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom