El presidente de la FIFA, Gianni Infantino dio a conocer que se ha iniciado una investigación por irregularidades presentadas en la final de fútbol Chivas–Tigres del pasado domingo.

La FIFA consideró que existen indicios de un posible caso de corrupción que favoreció a que el Rebaño Sagrado, ganará su título número 12.

El Tribunal de Arbitraje deportivo (TAS) será el encargado de revisar los puntos señalados, entre los que se destacan el penal que en el minuto 93 el arbitro Enrique Santander no marcó a Tigres, además de otras irregularidades en el terreno de juego.

Además del raro caso que el arbitro Luis Enrique Santander pitara los tres partidos realizados en el Estadio de las Chivas, esto durante toda la liguilla.

Este tipo de circunstancias son inadmisibles en cualquier liga del mundo, no puede haber lugar a este tipo de coincidencias. Es definitivo, nuestra organización no puede permitir este tipo de decisiones por parte de una Federación de Fútbol Afiliada”, mencionó Infantino.

El jugador de Chivas, Jair Pereira, admitió haber cometido penal en contra del futbolista de Tigres, Ismael Sosa. Incurriendo en una actitud antideportiva muy clara y al término del partido también se presentó una artera agresión por parte del defensor de Chivas, Miguel Ponce, en contra del futbolista Jesús Dueñas.

Así que serán las máximas autoridades de la FIFA en descubrir y sancionar si existió corrupción en la final de fútbol Chivas–Tigres.

Regiando
@RegiandoCom