Ebon Islas MarshallComo si fuera la historia de una película, un hombre naufragó en mar abierto durante un año y cuatro meses, originario de México viajó en una embarcación de 7 metros en compañía de su amigo, sin embargo éste murió meses atrás de que fuera rescatado por habitantes del Atolón Ebon, perteneciente a las Islas Marshall.

José Iván salió de algún lugar de México rumbo a El Salvador en el año 2012, en compañía de un amigo, sin embargo informó que éste sobrevivió alrededor de 9 meses, sin embargo el hambre y la sed no le permitieron seguir, ya que estando a la deriva y sin encontrar tierra firme donde desembarcar, la desesperación se hizo presa de ellos, sin embargo sus ganas de vivir lo hicieron soportar hasta ser rescatado.

El hombre se encuentra extremadamente delgado, con barba larga y pelo muy crecido, y a pesar de no encontrarse en buen estado físico, se está recuperando, ya que se encuentran médicos muy pendientes de su salud, a pesar de poder caminar pronuncia muy pocas palabras, las autoridades de la Isla esperan que en breve el náufrago pueda contar su extraordinaria historia de vida.

El recorrido que el hombre en su embarcación recorrió antes de ser rescatado fue de más de 12,000 kilómetros, de dónde partió y el lugar a dónde se dirigía, además los motivos de su viaje aún son un misterio, sin embargo se espera que su pronta recuperación permita viajar a su país de origen acompañado de autoridades consulares.

José Iván mencionó a los médicos que lo atienden mediante la traducción del antropólogo noruego Ola Fjeldstad, ya que solo habla español, que sobrevivió bebiendo la sangre de tortugas cuando no llovía y comiendo la carne de éstas, así como de aves y pescado.

En la embarcación donde viaja José Iván que estaba en muy mal estado,  no se encontró ningún utensilio de pesca, por lo que hace suponer que pescaba y mataba con sus propias manos para poder sobrevivir, con el viajaba una tortuga viva, que hace suponer sería su próximo alimento de supervivencia.

El hombre está próximo por reunirse con el alcalde de las Islas Marshall Ione de Brum quien ya se comunicó con el ministerio de Asuntos Exteriores en la capital de Majuro, para que estudie la manera de su repatriación a territorio mexicano.

El Atolón Ebon sólo cuenta con una sola línea telefónica, sin Internet y el único avión que puede posarse sobre esa isla es el avión gubernamental, por lo que la vía de trasladar a casa a José Iván será por mar.

Las Islas Marshall se encuentran en el Pacífico norte y cuentan con 60.000 habitantes que viven en 24 atolones, de los que la mayoría no sobrepasan los dos metros sobre el nivel del mar y temen quedar sumergidos por el cambio climático, así que es un milagro que el náufrago mexicano fuera rescatado en ese lugar.

Gonzalitos
@GonzalitosCom