rodrigo medin y marlene
El Sexto Informe de Gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz dejará al menos una damnificada, y se trata de la ex secretaria de un conocido político grupero, Leticia Marlene Benvenutti Villarreal, sí, la misma Diputada del PAN, y es que atreverse a modelar una pequeña pancarta con la consigna “No pasarán las cuentas mochas”, la dejó muy mal parada por dos cosas.

Una, lo que hizo no fue correcto, ya que ella es la segunda secretaria de la Mesa Directiva del Congreso Estatal, y abusó del lugar preferente que tiene asignado para aprovechar el foco y ponerse a un lado del Gobernador. Segundo, que ella proviene del grupo político que “creó” a Margarita Arellanes Cervantes, y pues la verdad es la menos indicada para hablar de “cuentas mochas”.

No es un secreto que esta muchachita, ex conductora de Bandamax, Marlene Benvenutti, fue parte de la creación (como producto) de la Alcaldesa de Monterrey, por lo tanto ella es parte de la desgracia de muchos regios ya que ese grupo político grupero, fue quien llevó a Arellanes Cervantes a dejar a un lado su responsabilidad como Alcaldesa para que se dedicara a hacer campaña para la Gubernatura.

Es más, a la Diputada Marlene Benvenutti le debemos que Margarita se hiciera “güera”, ya que ella personalmente y por orden de su jefe grupero, la llevó al salón de belleza para cambiarle el look, pero lo que verdaderamente indigna es que se ponga a “protestar” por un asunto de cuentas, como si las finanzas de la administración de su amiga Margarita Arellanes estuvieran muy claras y sanas.

No sé, pero aquí y en China a eso se le llama doble moral, ya que Marlene Benvenutti señala a Medina de la Cruz como un corrupto sin importarle la corrupción que sus jefes, los cuales obtuvieron su fortuna gracias al corromper a decenas de funcionarios. Por su parte los priístas ya planean darle una verdadera lección a la panista, ya tratarán de removerla de la Mesa Directiva, solo por el hecho de haber utilizado su posición privilegiada en el presídium.

El mismo Presidente del Congreso, el panista, Daniel Carrillo Martínez, le ordenó a la Benvenutti sentarse en su lugar ya que vio mal su actuación, y es que los miembros de la Mesa Directiva saben que no pueden ser juez y parte por mientras están en el presídium, si lo que verdaderamente quiere Marlene Benvenutti es protestar o criticar, pues que tenga la decencia y que renuncie a su puesto como segunda secretaria de la Mesa Directiva del Congreso Estatal, ya en su curul puede hacer lo que quiera, bueno no lo que quiera, porque si la dejáramos hacer lo que quiera no haría nada, y es que no es fácil pasar de estar sentada en las piernas de su ex jefe grupero, a estar sentada en una curul del Honorable Congreso del Estado.

Y aunque sabemos que obedecer órdenes se le da muy bien a la Benvenutti, por lo menos hubiera utilizado un poquito su cerebro y así haber pensado aunque sea tantito, que pararse junto a Medina con su cartelito de “cuentas mochas”, la dejaría expuesta políticamente, y digo políticamente, porque en lo personal es conocida como la soba piernas del grupero que arropaba a Arellanes Cervantes, a la que la “fortuna” no la acompañó ni en el Municipio ni en las elecciones internas de su partido, así es que ese mismo destino puede ser el que depara a Marlene Benvenutti, porque carece de “power” para ser política, lo suyo lo suyo es la “music” y si es “latin” mejor, así es que ya saben de dónde viene y quién colocó a la Diputada en el Congreso.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom