gustavo madero muñoz

Definitivamente el PAN de Nuevo León quedó bien parado con la raza, ya que el demostrar algo de democracia al no intervenir en la elección interna lo posiciona en un buen lugar, claro que al PAN no se le puede decir que es cien por ciento democrático ya que solo fueron unas cuantas posiciones las que se decidieron por elección, y dejaron que el resto se decidieran por dedazo, dando como resultado una democracia a medias.

El que perdiera Margarita Arellanes Cervantes ante Felipe de Jesús Cantú Rodríguez deja en muy mal parado al dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz y no solo en Nuevo León sino en todo México, ya que demostró con hechos su debilidad al interior del PAN.

Ante esta derrota el que sacará provecho y la usará para sacarlo del poder es Ernesto Cordero Arroyo, enemigo político número uno de Madero Muñoz, y es que perder la joya de la corona como se le considera a Nuevo León, dibuja a un líder nacional empobrecido de apoyos.

En próximos días veremos cómo se comienzan a mover los hilos en contra de Gustavo Madero, hilos estirados por supuesto por Ernesto Cordero, ya que tiene que aprovechar la derrota de Margarita Arellanes para demostrale a los demás panistas el inicio del fin del líder nacional.

Y espero que los panistas de Nuevo León tampoco se la crean tanto, ya que su democracia a medias no los deja tan alejados de las prácticas del dedazo del PRI, prácticas que por años el PAN criticó y descalificó.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom