Sin duda alguna hemos escuchado o utilizado la famosa frase “no me digas que a Chuchita la bolsearon”, uno de los dichos más utilizados por los mexicanos, esto para cuando no se creen las llamadas excusas baratas o cuando no se dice la verdad.

Sin embargo la famosa Chuchita existió su nombre era Jesusa y contrario a las dos famosas leyendas que era una trabajadora doméstica en los tiempos de la Colonia que nació en el año de 1689 y que regalaba el dinero de sus patrones a personas necesitadas o que era una alcohólica, la verdadera historia de Chuchita es ésta:

De acuerdo a la revista semanal “El Chambeador” que se distribuía en la Ciudad de México, en los años 70´s, Jesusa de 26 años conocida como Chuchita, era una deudora escurridiza, quien debía mucho dinero y por supuesto la renta, vivía en una vecindad y siempre llegaba gritando para evitar a quienes les debía: ¡Me bolsearon! ¡Me bolsearon!

De acuerdo a la revista que documentó la verdadera historia de Chuchita, se puede leer lo siguiente:

Cuando Chuchita llegaba gritando que la habían bolseado, término que se utilizaba cuando eran víctimas de algún robo los capitalinos, los vecinos salían de sus viviendas y le preguntaban ¿Cómo fue que la bolsearon, Chuchita?

Chuchita respondía que venía caminando muy tranquila con un dinero que le habían pagado y de pronto la había bolseado, le preguntaban ¿Y dónde traía usted guardado el dinero, Chuchita? Y ella respondía “Aquí, en el pecho, bien escondido”.

Los vecinos siempre le creían sus mentiras y le respondían “Ay Chuchita, no me diga que no sintió cuando le metieron la mano ahí”, ella siempre contestaba “Claro que sí sentí cuando me metieron la mano, pero creí que era con buenas intenciones”.

Arrancando las risas de todos sus vecinos quienes cuando veían llegar al casero, ellos mismos le decían
A Chuchita la bolsearon, pobrecita no le cobre la renta“.

Así es que siendo ésta la única historia documentada de Jesusa, las leyendas de que era una filántropa que regalaba el dinero de sus patrones o que si era alcohólica, pasan a ser solo eso leyendas, ya que la verdadera Chuchita a la bolsearon, era una escurridiza deudora.

Gonzalitos
@GonzalitosCom

@RegiandoCom