bullying

Es cada vez más frecuente que nos enteremos por los medios de comunicación de casos de Bullying, en donde en ocasiones las consecuencias han sido la muerte, y aunque la Secretaría de Educación ha informado que los maestros toman medidas para detectar problemas con los alumnos, no ha sido suficiente, ya que en algunos casos los mismos profesores saben y tienen detectados a los niños que abusan de los más débiles.

Sin embargo en el hogar los padres de familia deben detectar las señales que indican que su hijo es un buleador, y aunque no es fácil de asumir por éstos que justifican a sus hijos, y que no pueden creer que éste practique el bullying en la escuela, la solución a evitarle ser señalado o incluso pasar por una situación mayor es observar y platicar con los hijos.

Las señales de alerta para saber si tu hijo comete bullying:

1. Es manipulador, hace alarde de su poder sobre otros y promete que hará lo que sea para lograr su cometido de manera amenazante.

2. Es el peleonero del barrio e incluso se muestra igual con sus hermanos.

3. Él siempre se siente y muestra superior ante los demás, incluso de sus padres.

4. Se enfada muy rápido, actúa sin pensar y no soporta perder, incluso llega a los golpes con quienes estaba jugando.

5. Por lo general cuando un niño va con la “bandera” de peleonero y hace bullying en la escuela no respeta a nadie; esto incluye a los maestros tanto como a los padres. Su conducta es negativa y se muestra agresivo.

6. Su comportamiento es negativo, desafiante, y es agresivo hacia los adultos, incluidos profesores y padres.

7. En ocasiones las travesuras dejan de serlo porque se convierten en robos o maltrato hacia los bienes de sus compañeros, también se lo percibe como un inadaptado social o niño problema.

Para algunos especialistas éstas señales se deben a que el niño tiene muy baja autoestima y el convertirse en buleadores en la escuela los hace sentir mejor con ellos mismos y fuerte ante los demás, por su puesto que el bullying lo practican con niños más débiles que ellos.

Darse cuenta los padres de familia de forma objetiva en dónde está límite entre las burlas y la intimidación de sus hijos ante otros niños a veces no es tan simple, la línea puede ser muy difusa, es por eso que se requiere de ayuda de especialistas porque en realidad el que un hijo cometa bullying en la escuela va más allá de un simple comportamiento superficial.

Es necesario encontrar la causa de fondo, ¿qué es lo que lo lleva a comportarse de ese modo con su entorno? Quizá solo sea un mecanismo de defensa para evitar ser la víctima, tal vez porque sufre de algún maltrato o rechazo de sus padres, en ocasiones no notamos que estamos lastimando al niño psicológicamente, pero el bullying es la defensa de los menores.

Regiando
@RegiandoCom