enojo madres signo

Cuántas veces nos hemos preguntado ¿Qué es lo que hace enojar a mamá? o ¿Cómo reaccionan las madres ante un enojo? Sin duda todas reaccionan diferente de acuerdo a su personalidad y a su signo del Zodiaco.

Y aunque hay mil maneras de enojarse cada mamá tiene la suya en particular, así como su forma de sobrellevar el disgusto, aquí te presentamos cómo reaccionan ante el enojo de acuerdo a su signo del Zodiaco:

ARIES: Se enojan fácilmente, aunque sea por tonterías. No les gustan que las contradigan ni que otros quieran hacer lo que ellas pueden hacer. Y son capaces de hacer berrinches dignos de una niña, insultando, gritando, pataleando, insultando… Pero enseguida se les pasa.

TAURO: Aunque son lentas para enojarse, van acumulando, guardan, guardan, y cuando estallan lo hacen a lo grande. Muchas veces esperan a que llegue la gota que desborda el vaso. y cuando explotan se ponen sumamente fastidiosas. Es probable que tarden bastante en calmarse y que no perdonen fácil, porque están seguras de que siempre tienen la razón.

GÉMINIS: Son de guardarse el enojo, pero casi seguro que en algún momento sale a relucir la lengua venenosa, rápida, viva, y las traicione y termine, bombardeando a la otra persona con palabras cortantes e hirientes.

CÁNCER: Cuando se enojan el silencio es su mejor arma, ignoran a la persona que les provoca ese enojo. Su manera de ser hirientes es hablar utilizando frases cortantes, concisas, perdonarán pero…siempre a medias, porque no olvidan de las cosas tan fácil y es probable que hasta guarden rencor. Cuando estallan, estallan por el pasado, el presente y futuro: Por lo sensibles que son pueden llegar al llanto.

LEO: No les gusta mostrarse enojadas en público, tratarán de mantener todo bajo control y guardarse la ira para cuando estén a solas. Son excelentes manejando situaciones de estrés, no les gusta que les exijan ni siquiera cosas que pueden hacer muy bien, y esto puede llevarlas al punto máximo de ira.

VIRGO: Son calladas, porque para ellas enojarse es sinónimo de sentirse heridas en lo más profundo, se frustran fácilmente con cosas que deberían salirles sin problemas. Debido a su extrema sensibilidad ante las críticas de otros son sumamente proclives a enojarse muy fácilmente, y tienden a poner su rabia por escrito.

LIBRA: Tardan en llegar por completo al enojo extremo; son diplomáticas, tranquilas hasta cuando están al borde de la cólera máxima posible. ¿Cuándo van a expresar su furia y su rabia? Cuando tengan la certeza completa y absoluta de que una situación es injusta. Ya que sólo sus más íntimos allegados las han visto alguna vez perder la compostura.

ESCORPIÓN: No les gusta que las vean débiles. No van gritar ni llamar la atención. Pero el enojo saca lo peor de ellas mismas, no van a dudar de utilizar argumentos intimidatorios y oportunistas. Son orgullosas y arrogantes. Por tanto suelen ser vengativas y no van a olvidar con facilidad que les hayan hecho pasar un mal momento. Y siempre están a la defensiva.

SAGITARIO: Suelen expresan su enojo con palabras frías y dichas con dureza. Se enfadan fácilmente, si llegan a pedir perdón será por la forma en que dijeron las cosas, pero no por las cosas dichas en sí mismas. Hasta el más sensible puede sentirse ofendido, y siempre se van a poner en el rol de víctima llegando incluso a romper relación con su “oponente”.

CAPRICORNIO:
Son de las que te matan con la mirada, los arranques de ira son su arma más frecuente, y asustan hasta al mejor de sus amigos. Ya que no suelen mostrar sus emociones, aunque por dentro sean otro mundo. Se defienden con garras, uñas y dientes, poniéndose en la situación de “Yo aquí tengo el control, soy la autoridad”. La ira, una forma de conseguir lo que quieren, por eso pueden parecer oportunistas e insensibles. La imagen pública, su debilidad.

ACUARIO: Son rebeldes, fuertes, se enojan pero tratan de resolver el conflicto. Tratan de llevarse bien con los demás. Los comentarios afilados, fríos son sus mejores ataques, y miran con mala cara a quienes osen decirles que tienen o no que hacer. También tienen fantásticas razones intelectuales para justificarse. Y tampoco olvidan con facilidad.

PISCIS: Lo peor que les puede pasar es que sus sentimientos sean gobernados por el enojo, porque ahí no se detienen. Se ofenden con facilidad, y de una cosa pequeña pueden hacer un mundo, hacerlas razonar es inútil, van a evitar argumentar, simplemente las cosas son como creen y punto. Suelen ser indirectas y aprovechan para hacerse las victimas y así llevar la iniciativa en el conflicto.

Regiando

@RegiandoCom