La Navidad se acerca, y por supuesto la llegada tan esperada por todos de Santa Claus, sin embargo la pregunta que los niños hacen a sus padres cuando crecen es ¿quién inventó a Santa?.

De acuerdo con varios historiadores, Santa Claus es la distorsión, primero literaria y luego comercial de San Nicolás, el generoso Obispo de Myra, patrono de los niños, navegantes y cautivos.

La historia de Papa Noel deriva, directamente, con la figura de San Nicolás de Bari, obispo de Myra, Turquía y santo que, según la tradición, entregó todos sus bienes a los pobres para convertirse en monje.

Este obispo tenía la particularidad de ser muy generoso con todos, especialmente con los niños.

El personaje de San Nicolás se volvió muy popular en Holanda, durante el siglo XVIII, su imagen tomó forma gracias a los dibujos que realizaron varios autores, en donde lo retrataban con barba blanca y vestiduras eclesiásticas de color rojo.

La historia cuenta que este prototipo fue el que llegó a América, cuando la migración holandesa fundó en 1624, Nueva Ámsterdam, lo que hoy se conoce como Nueva York.

En 1863, durante la Guerra Civil, el caricaturista político Thomas Nast comenzó a dibujar a Santa Claus con los rasgos que ahora le atribuyen, que son el gorro rojo, abundante barba blanca y abultado vientre.

En el siglo 19, escritores de Nueva York intentaron dar un sello nacional a las fiestas de Navidad llenas de tradiciones cristianas de los inmigrantes europeos, en poco tiempo, las celebraciones dejaron de lado el carácter santo de estas fechas y se popularizaron las fiestas desenfrenadas, con borracheras y desorden público.

En 1920, Santa Claus apareció por primera vez en un anuncio de la compañía refresquera Coca Cola, quien inventó el personaje para promover el consumo de su bebida en ese año y durante algunos años la empresa de gaseosas usó en su publicidad diferentes diseños de este personaje desarrollados por distintos ilustradores.

La popularidad de este personaje se expandió gracias a la publicidad y con el pasar de los años se convirtió en una leyenda urbana que la Coca Cola había inventado a Santa Claus, sin embargo lo cierto es que ésta empresa lo caricaturizó de tal manera que sí inventó al prototipo del personaje de Papá Noel.

Además a sus campañas añadió a los clásicos osos polares de Coca Cola, que aparecieron por primera vez en 1922, son uno de los principales antecedentes que tiene la campaña navideña con Santa Claus, ayudando a alimentar la leyenda de éste personaje.

Coca Cola en el año de 1966 realizó varias modificaciones al personaje de Santa Claus, pero siempre mantuvo la imagen regordeta y carismática que fue la clave de su éxito.

Los grandes despliegues que han implementado para sus campañas navideñas han aportado para que Coca Cola siga siendo una de las compañías más grandes de la historia y a la que se le atribuye el invento de la figura de Santa Claus.

Gonzalitos
@GonzalitosCom

@RegiandoCom