El Clásico Regio 117 se manchó de rojo, luego de que se enfrentaran aficionados Rayados con Tigres, quienes bajaron de los camiones en que viajaban para protagonizar una batalla campal que dio como resultado varios aficionados golpeados, uno de ellos herido de gravedad.

Los hechos se registraron en la Avenida Aztlán a la altura de la calle Compostela afuera de una tienda Soriana y a unos metros del Penal del Topo Chico.

Mediante redes sociales se dio a conocer el enfrentamiento, así mismo el momento en que el joven identificado por sus familiares como Rodolfo Manuel Palomo Gámez de 21 años de edad, era alcanzado por aficionados Rayados quienes lo golpearon con piedras en la cabeza y causándole heridas con arma punzo cortante, despojándolo de su ropa y dejándolo tirado en el pavimento.

De acuerdo a lo informado el joven fue trasladado al Hospital Universitario en donde permanece en estado de gravedad, presenta Rodolfo Manuel Palomo presenta traumatismo craneoencefálico, así como una herida en su costado derecho causada con un arma blanca, misma que dañó uno de sus pulmones.

Por su parte la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, mediante un comunicado, solicita a los ciudadanos videos, fotografías y posibles nombres de los agresores del aficionado de Tigres, quien tiene su domicilio en la Colonia Valle Verde en Monterrey.

En redes sociales circula la imagen del principal presunto agresor del aficionado, ciudadanos lo han identificado como Aaron García.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom