Jenni Rivera y su hermana RosieMis queridos lectorcitos, aún cuando todavía los restos de Jenni Rivera se encuentran en una de las capillas del cementerio All Souls de Long Beach California,sin que sus familiares hayan realizado su entierro, los últimos deseos de La Diva de la Banda se han cumplido.

Y es que la famosa carta que dejará póstuma Jenni Rivera aproximadamente un mes y medio antes de su muerte a su hermana Rosie Rivera, ha sido leída y empieza a cumplirse.

Seguramente el dejar su última voluntad por medio de una carta escrita por puño y letra de Rivera, deja en claro para las autoridades que Jenni temía por su vida ya que se filtro por medio de un familiar cercano que había recibió llamadas sospechosas, inclusive se sintió amenazada en su intimidad ya que pensaba que sus teléfonos estaban intervenidos y que estaba cambiándolos constantemente.

Jenni Rivera antes de su muerte quería ganarle la carrera al tiempo, ya que arregló todos sus asuntos financieros y estaba en vías de terminar con los personales, sin lograr la reconciliación con su hija Chiquis.

Sin embargo si quedó bien protegida económicamente así como sus otros cuatro hijos, que a pesar de sólo tener 2 menores de edad, todos y cada uno de ellos se verán beneficiados por partes iguales de la herencia de su madre Jenni Rivera.

La carta que fue leída por Rosie Rivera a toda la familia, decía que ella sería la albacea de todos los bienes inmuebles tanto en Estados Unidos y México, así como inversiones, fideicomisos, cuentas bancarias, joyas, quedando a cargo de todos y cada uno de sus negocios, regalías y todo lo que tuviera que ver con ganancias póstumas de la cantante.

Además de quedando de tutora legal de los hijos menores de su hermana Jenni Rivera, dejando en claro que nadie podía disponer de nada que Rosie no autorizara, sin embargo en casa de Jenni Rivera podrían vivir todos sus hijos si así lo deseáran.

Dejando también instrucciones de una mensualidad fija para su madre, así como encargando a Rosie que se le proporcionara todo lo ella pidiera, causando el descontento entre sus hermanos, ya que se esperaba que Pedro Jr. Fuera el que encargara de todos los asuntos financieros de Jenni Rivera, o en su defecto su hija mayor Chiquis.

Entre tanto sus hijos mayores, recibieron la noticia con descontento ya que por ser mayores de edad, querían hacerse cargo de sus hermanos menores así como de los negocios de su madre.

La batalla por la herencia de Jenni Rivera, se da al interior de la familia, ya que su fortuna haciende a más de 20 millones de dólares, sin contar las regalías de sus discos que desde su muerte la venta se disparó a un 500 por ciento, según informaron en la disquera.

Sin duda la famosa carta a la que se diera alusión en el corrido “Cuando muere una dama” que años atrás Jenni Rivera grabara y describiera su última voluntad, hoy por hoy será la manzana de discordia en la familia Rivera.

Esperancita Berrones
@EsperancitaCom

14 COMENTARIOS