foto de El Norte
foto de El Norte

Es muy comprensible que la ex secretaria de Desarrollo Humano y Social del Municipio de Monterrey, Elizabeth “Guasona” Rosas Cervantes, ande impugnando la contienda interna del PAN del pasado 12 de febrero, en la cual buscaba la candidatura del Distrito VII local, y es que las deudas que dejó tras su fallida campaña la traen a salto de mata.

El pasado mes de diciembre Elizabeth  Rosas se encharcó con la agencia JLG Publicidad para que le llevaran su posible campaña para Diputada Local, pero lamentablemente perdió en la elección interna, lo cual la llevó a estar varios días sumida en la depresión, ya que no quería salir de su cama y no contestaba los teléfonos.

En fin, hoy por hoy la empresa anda reclamándole la falta de pago por el trabajo realizado por ellos, ya que gastaron un buen de tiempo y dinero, y como Elizabeth “Guasona” Rosas se quedó sin chamba en el Municipio de Monterrey, se le ocurrió sacarse de la manga un recurso de impugnación para ver si le puede voltear el resultado a su contrincante Karina Marlene Barrón Perales.

Así es como la gran “amiga” y comadre de Margarita Arellanes Cervantes anda queriendo volver al mundo de la política, ya que dejó muchas promesas y deudas pendientes a quienes la apoyaron en su camino a una Diputación Local.

Diego de Montemayor

@DiegoMCom

@RegiandoCom