jaime sobrepeso

Los mandatarios deben por tradición y obligación ser mesurados en sus cometarios, pero la verdad a Jaime Rodríguez Calderón ya lo perdimos, las declaraciones vertidas el día de hoy, de que “a una niña gorda no la quiere nadie” rayan ya en la idiotez, es vergonzoso escuchar al mandatario expresarse así sobre las niñas con sobrepeso, es increíble que el bullying venga dirigido desde el mismísimo Gobierno del Estado.

Es muy penoso ver como Jaime Rodríguez divaga en sus comentarios discriminatorios, ya está bueno de tanta burrada que dice el mandatario, ya basta de tantas declaraciones que solo sirven para distraer su incapacidad para gobernar, esa estrategia tan burda que maneja su asesor Memo Rentería debería de ser sacada de inmediato del Gobierno del Estado.

En verdad los Diputados Locales y Federales deberían de imponer un cerco al mandatario, ya que es increíble que por este tipo de declaraciones, Nuevo León siga en las primeras páginas de los medios nacionales, estoy seguro que Jaime debería de medir sus palabras ya que él también tiene una hija con sobrepeso.

Mira mi hijito ven para acá, a una niña gorda no la quiere nadie, sí es duro, pero los va a sorprender” afirmó Jaime Rodríguez.

Así de estúpido es el mandatario que pone en grave peligro la seguridad de las niñas con sobrepeso, ya que es un hecho que el bullying se incrementará en las escuelas, ojalá que su burrada no tenga consecuencias fatales, porque de suceder algún caso en donde una niña sufriera discriminación y bullying por sus declaraciones, sería la tumba política de Jaime Rodríguez.

Por lo pronto a Jaime Rodríguez ya le está yendo como en feria en las redes sociales, más de 100 ya le mentaron la madre al mandatario y otros tantos lo acusan de discriminador, veremos que dice la CNDH sobre esas tontas declaraciones, por lo pronto me sumo a los más de 100 en las redes sociales, ya que tengo, como muchos de los nuevoleoneses un familiar con sobrepeso que apenas está en la primaria.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom