jaime rodriguez penal avion

Jaime Rodríguez Calderón aseguró en una entrevista que concedió al periódico EL UNIVERSAL que a cuatro días del suceso ya tiene consignados a los culpables de la matanza del Penal del Topo Chico, es insultante esta declaración para los nuevoleoneses, ya que los únicos consignados son personal que labora en el centro penitenciario, y a quienes quiere acusar el Gobierno de ser los culpables materiales de la masacre.

Es OBVIO que la Directora Gregoria Salazar Robles, ni el Comisario Jesús Fernando Domínguez Jaramillo, masacraron con sus manos a los presos, es más, ni creo que hayan ordenado tal crimen, ya que se verían rápidamente involucrados, una cosa es haber permitido el desmadre que se tenía al interior del penal, ya sea por amenazas o por corrupción, y otra muy diferente el haber realizado físicamente la matanza.

Hasta el momento no se sabe quiénes fueron realmente los ejecutores de la masacre, quienes con sus propias manos acuchillaron y tasajearon a las víctimas mortales, y menos sabrán, ya que rápidamente la escena del crimen fue violentada, no se le dio el tiempo suficiente para la realización de los peritajes.

Es claro que Jaime Rodríguez quiere engañar con esas declaraciones, al igual que lo hizo aquella mañana cuando salió muy tarde a responder por lo sucedido dentro del penal, ese día Jaime aseguró que recién se enteró de la masacre, se apersonó al Palacio de Cantera para trabajar sobre la investigación de lo ocurrido, diciendo que estuvo toda la madrugada en su oficina del Palacio de Gobierno con otros funcionarios, e incluso aseguró que había sobrevolado el Penal del Topo Chico en plena madrugada.

Esa misma mañana una fuente me informó que vio a Jaime Rodríguez por la mañana en el Aeropuerto, todo agitado y adormecido, pero no pudo confirmarme de dónde procedía el vuelo que lo traía de regreso a Nuevo León, lo único que me aseguró es que no venía de la Ciudad de México, un servidor ya había comentado éste punto de la ausencia de Jaime Rodríguez la noche de la masacre:

El tiempo que se tardó Jaime en responder por la matanza ya lo justificó, según él a los minutos ya estaba enterado, porque el General Cuauhtémoc Antúnez Pérez le mandó un mensaje, y hasta dice que sobrevoló el Penal del Topo Chico, aunque quizás lo hizo a una altura nunca antes vista, porque los que ahí se encontraban niegan que se escuchara algún helicóptero, quizás lo hizo en algún avión, y si así fuera, habría que preguntarle de dónde venía” columna del 12 de febrero, Jaime Rodríguez sorprende por su pronta reacción… Pero de las críticas.

Jaime Rodríguez tiene la idea que lo que él comenta o declara a los medios de comunicación en la Ciudad de México aquí en Nuevo León no se sabrá, es más piensa que el periódico EL UNIVERSAL no es leído por los nuevoleoneses, ya que en la misma entrevista Jaime confirma que NO estaba en Nuevo León el día ni la madrugada de los hechos, confirmando que Jaime Rodríguez Calderón es un MITOMANO, caray, pues qué carajos cree Jaime que somos, una bola de indios o qué.

Ya está bueno de tantas mentiras y dobles declaraciones, el haber cambiado las cifras de los fallecidos fue una estrategia para desviar su ausencia en Nuevo León, y de seguro fue idea de su asesor estrella, Memo Rentería, esta ha sido su manera de desviar ciertas situaciones.

El haber ocultado su ausencia en Nuevo León da motivo a que confirmemos que no estaba en la Ciudad de México esa noche, sino que estaba en otro Estado del País, efectivamente ese día tuvo algunas actividades en la Capital, pero de ahí se trasladó a otra parte para continuar con su campaña, y claramente seguir utilizando el erario público para sus propios fines electorales.

Sin embargo y para información de Jaime Rodríguez, existe una bitácora de vuelo en todos los Aeropuertos, en donde se registran las entradas y salidas de los aviones, además de quedar registrado quién entra y sale de los Aeropuertos, así como la lista de TODOS los pasajeros que llegan y van, situación que quizá el funcionario público ignora, pero que en su momento definirían de dónde llegó a Nuevo León, el día y la hora.

Aquí les dejo el extracto de la entrevista que le concedió Jaime Rodríguez a el periódico EL UNIVERSAL:

“Estaba en la Ciudad de México”
El gobernador señala que la muerte de los presos es “una tragedia que no debió haber pasado”.
La noche del enfrentamiento estaba en la Ciudad de México, donde sostuvo reuniones con 12 alcaldes de Nuevo León, para tratar temas presupuestales y seguridad. Y no alcanzó el último vuelo comercial a esta entidad.
Se enteró del motín 15 minutos después de la media noche y pidió apoyo de un avión en San Luis Potosí para regresar. Asegura que desde que supo de la riña operó con su gabinete, siempre al tanto de la situación.
El jueves llegó a Nuevo León alrededor de las 6:00 de la mañana e inmediatamente sobrevoló el penal.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom