FOTOS: Diego Santoy Riveroll… La historia continúa

Éste pasado 2 de marzo se cumplieron 11 años en que Diego Santoy Riveroll fue noticia, 11 años en que crecen las preguntas sin respuesta, 11 años en que para muchos la impunidad en el Estado de Nuevo León, impero en tan terrible asesinato de los hermanitos Erick y María Fernanda Peña Coss.

Diego Santoy actualmente purga su condena por doble infanticidio en el Penal de Cadereyta, condena que inicialmente se le dictó por 137 años y 6 meses, sin embargo fue reducida a 71 años, pero de acuerdo a la Ley vigente en el Estado de Nuevo León, solo podrá permanecer 40 años preso, tentativamente Diego saldrá libre a la edad de 61 años de edad.

La vida de Diego Santoy en el Penal de Cadereyta en donde presenta una excelente conducta, sin conflictos con internos ni celadores, en donde da clases de computación a sus compañeros, es en apariencia tranquila, recibiendo periódicamente la visita de sus familiares y de su pequeño hijo.

El pequeño hijo de Diego Santoy cuenta con 7 años de edad, y es el fruto de la relación que éste mantuvo con fan quien lo apoyo en medio del escándalo del caso del llamado “Asesino de Cumbres”, sin embargo su relación no perduró y éste luego de casarse en el Penal de Cadereyta con “Lety”, hace un par de años dieron por terminada su relación sentimental, sin embargo la familia y Diego mantienen una estrecha relación con el pequeño.

Así la vida continúa para Diego Santoy Riverroll, quien luego de aceptar su culpabilidad en el infanticidio, aseguró que no actúo solo en el asesinato de los niños Peña Coss y que su cómplice era Érika Peña Coss, fue entonces que el caso dio un giro de 180 grados, desatando la especulación de la sociedad que mostraba su empatía con el joven Santoy, todo esto llevó a que la escena del crimen fuera manchada, que los medios de comunicación manipularan la información y que la ley obstruyera el paso de las pruebas, que en su momento la abogada Villanueva tenía para ayudar a su cliente, todo ésto llevando a que la situación jurídica y mediática de Diego Santoy cambiara, incriminándolo solo a él.

En aquel entonces una cosa que llamó mucho la atención en los medios de comunicación,  fue que la escena del crimen fue mancillada de inmediato, es decir a las pocas horas de haberse cometido el horrendo crimen de los hermanitos Peña Coss, de acuerdo a las versiones de algunos vecinos que observaron mucho movimiento en la casa de Tere Coss, es que un conductor de noticias de Multimedios, así como allegados a la familia, habían ingresado antes de que las autoridades llegaran a tomar parte del infanticidio, además de acuerdo al expediente 12/2002/1-1 del Caso Diego Santoy, a 4 días de haber sido asesinados los niños, se presentó Mauricio Alatorre González ante la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, quien se dijo Director de Producción de Multimedios y representante de Teresa Guadalupe Coss y León Navarro, quien solicitó que se le fuera entregada formalmente y materialmente la casa de Monte Casino 2909, ésto según dijo para limpiar por salubridad e higiene.

Extrañamente la casa fue entregada a Mauricio Alatorre, aún y cuando las investigaciones no se habían desahogado, además de que se trataba de la escena de un crimen, sin embargo la Procuraduría de Nuevo León entregó el inmueble, hecho por supuesto que molestó a la defensa de Diego Santoy y de la familia de éste, ya que no se preservó como marca la ley el lugar donde sucedieron los hechos.

Y así como Diego Santoy, Érika Peña Coss en medio del escándalo de su posible implicación en el asesinato de sus hermanos, salió bien librada de la justicia, viajó y estudió lejos de Monterrey y de los ojos de la opinión pública, contrajo nupcias hace dos años en San Miguel de Allende, Guanajuato con Mike Otto, su boda fue noticia después de no saber nada de ella.

Tere Coss contrajo matrimonio en el Municipio de San Pedro con Juan Carlos Yeverino Perales, alejándose completamente de la televisión, compartiendo con sus antiguas amistades y con quien fuera su aboga y hoy ex Procurador de Justicia.

Pero quizá, y solo quizá, Diego Santoy Riveroll, su defensa y su familia, pidan la revisión de su caso, ya que tomando en cuenta su buena conducta y su aportación con su trabajo social que realiza dentro del Penal de Cadereyta, puedan ser un atenuante en su condena.

Regiando
@RegiandoCom

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply