Por fin se puso al descubierto quién mentía y quién tenía la razón sobre la contienda regia, anoche el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación desechó los argumentos presentados por el ex candidato del PAN a la Alcaldía de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú, como tal cual lo hicieron en su momento el Tribunal Electoral del Estado de Nuevo León y la Sala Regional Monterrey del TEPJF, estas tres instancias electorales decidieron darle el triunfo a Adrián de la Garza Santos, los diferentes Magistrados desecharon los débiles y hasta bobos argumentos que el equipo de Felipe presentó.

Ante esto se le abre una tumba política a Felipe, ya que primeramente perdió ante Jaime Rodríguez de una manera muy humillante, y después en la elección regia, dejó mucho que desear como candidato, ya que no visitó colonias y casi no interactuó con el electorado. Cantú se dedicó en las dos campañas regias a escupir veneno por todos lados, en los debates el panista se la pasó enojado haciendo puras críticas sin sustentos, y qué decir cuando armó su disque plantón en los bajos del Palacio de Cristal, dejarse la barba para “protestar” en verdad es el acto más banal que hizo, como si sus pocos pelos en la cara fuesen benditos.

Hoy por hoy Felipe Cantú es un perdedor, así que su futuro político está sepultado, pidió de más a los patrocinadores, y con esto ninguno de ellos volverá a confiar en él para alguna otra candidatura, es más ni para ser presidente de la mesa directiva escolar podrá tener arrastre.

En los pasillos de los Tribunales Felipe Cantú era la burla de todos, ya que las “pruebas” presentadas eran demasiado ñoñas, ya que pareciera que fueron recopiladas por abogados recién salidos de la universidad, en fin, esperemos a ver si ahora Felipe no sale con un nuevo plantón o algún novedoso método de protesta como podría ser el dejarse las uñas largas o las greñas hasta la cintura.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom