Parecía un dejavú lo que se vivió el lunes durante el debate a la Alcaldía de Monterrey ofrecido por Azteca Noreste, ya que la actitud de algunos de los contendientes fue muy parecida a la que se vivió en el debate del 2105 en la misma televisora. Uno, un Adrián de la Garza muy seguro; dos, un Quique Barrios muy directo con sus acusaciones en contra de Patricio Zambrano; tres, un Pato Zambrano muy sensible; cuatro, un Iván Garza gris como él mismo. Además en este debate vimos a un Felipe Cantú raro, que parecía concentrado en nada. La participación de Luis Padua como moderador fue magnífica e impecable, también gustó mucho el segmento donde los periodistas de Azteca Noreste, Lety Benavides y Carlos Campos cuestionaron a los candidatos a la Alcaldía de Monterrey, ya que fueron directos en sus preguntas.

En el debate de Azteca Noreste fuimos testigos de cómo el candidato del PAN, Felipe Cantú nomás no da en el clavo, anda muy herrado en sus señalamientos en contra del edil regio, ya que repite y repite lo mismo sin dar algún argumento legal en sus acusaciones, tristemente o felizmente para los panistas esta será la última campaña de Felipe, ya que fácilmente se visualiza de nueva cuenta su derrota, es casi seguro que quedará en tercer lugar en esta contienda, el ex candidato a la Gubernatura en esta ocasión careció de propuestas reales y tangibles, lo más cercano que dijo a una realidad es que quiere un Monterrey limpio, pero de ahí en más, nada de nada, yo creo que debería de seguir el consejo que le dio Adrián de la Garza, que corra a todos sus asesores porque nomás no le están ayudando, y sí, es dinero tirado.

El que se llevó la fiesta, como era de esperarse fue Patricio Zambrano, ya que su actuación fue digna del primer lugar de los “Premios Grande” y por qué no, también del primer lugar de los grandísimos “Premios Fama” reconocimientos que se les otorgan al personal de Multimedios Televisión, y es que eso de echar madres y bronca en un debate solo a él se le puede dar naturalmente, de hecho, por su gran actuación solo bastaron minutos para que fuera tendencia nacional en las redes sociales, en menos de una hora, todos los medios del País daban a conocer el bochornoso momento de la “pelea”, y estoy seguro que después de que acabe la elección, El Pato Zambrano se cotizará aun mejor, y quizás este debate de Azteca fue el trampolín del Pato para llegar a una mejor televisora.

La mejor actuación de Enrique Barrios, y sin menospreciar sus propuestas que realmente son buenas, se dio afuera de las instalaciones de la televisora, ya que hacerla de bronca desde su camioneta en movimiento me recordó a aquellas broncas que uno tenía de joven. Volviendo a las propuestas de Quique Barrios, déjeme decirles que me parece magnífica la idea de llevar más agentes de tránsito a las calles de la ciudad, ya que estos ayudarían en mucho a destrabar los caos que se hacen en las grades vialidades cuando sucede algún accidente, ojalá que quien gane esta elección le tome la palabra al candidato de Nueva Alianza.

De Iván Garza, candidato de Movimiento Ciudadano no hay mucho qué decir, pues no pudo figurar en este debate, bueno, en ninguno de los que ha participado en esta contienda ni en la pasada ha podido figurar, y todo se debe a que no tiene la gracia para poder conectar con la ciudadanía, quizás debería de tomar algunos cursos (no de actuación) que le ayudarían a parecer más amigable y transparente, ya que sus sonrisas son muy fingidas, pero bueno, esperemos que para el 2021 ya sea un poco más normal el ex panista.

Por su parte, Adrián de la Garza se presentó seguro, tranquilo y precavido al no caer en la guerra sucia, eso habla bien de él, ya que mostró la madurez que le caracteriza, sus propuestas van más allá que las de sus oponentes. La ventaja que lleva el actual Alcalde con licencia es que los regiomontanos saben que se ocupa una continuidad en la administración, el avance que lleva con su programa Vialidades Regias ha impactado a un gran porcentaje de los automovilistas, ya que pocas, muy pocas veces escuchamos quejas de los baches, de los cuales aún sigue habiendo, pero reconozcamos que en menor cantidad, y el programa de cambiar las luminarias implementadas por esta administración ha ayudado en mucho para prevenir los delitos comunes, que cada vez son menos los sectores que carecen de iluminación. Con esto me queda claro que Adrián va por buen camino y no me refiero solo a que gane esta próxima elección, si no también posiblemente en la próxima.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom