Sin duda en Navidad es inevitable cantar la canción de “Rodolfo el reno”, ya que éste bello reno de nariz roja es parte del equipo de Santa Claus cuando sale en su trineo a repartir por todo el mundo juguetes a los niños que se portan bien.

Rodolfo (Rudolph) es uno de los nueve renos de Santa Claus, los demás son: Dasher (Alegre o Enérgico), Dancer (Bailarín), Vixen (Travieso o Juguetón), Prancer (Acróbata), Cupido, Comet (Cometa), Blitzen (Relámpago) y Donner (Trueno).

¿Pero sabes de dónde surgió Rodolfo el reno de la nariz roja?
Conoce la historia del simpático reno:

El nacimiento de Rodolfo el reno surgió a partir de una situación familiar que Robert May estaba enfrentando, debido a que su esposa estaba luchando contra un tipo de cáncer y, en las fechas cercanas a la Navidad del año 1938, falleció, dejándolo junto a una hija de apenas cuatro años, Bárbara, y numerosos gastos que había traído la enfermedad, May era un redactor estadounidense que trabajaba en Montgomery Ward, una tienda departamental.

Bárbara, quien no entendía por qué su mamá no estaba presente en Navidad, le preguntaba incansablemente a su padre por su paradero. Sin embargo, la situación era tan triste e incómoda para May que él prefirió distraerla durante las fiestas con un regalo que se había propuesto realizar: un libro de cuentos de Navidad para niños, debido a que no tenía suficiente dinero para obsequiarle algún juguete.

En este libro de cuentos redactado por May se narró la historia de un reno que constantemente se enfrentaba a situaciones de burla debido a su nariz, la cual tenía color rojo y emitía una luz fuerte que lo diferenciaba del resto. En una Navidad, Rodolfo conoce a Papá Noel, quien aún no había podido salir del Polo Norte a entregar los regalos a los niños de todo el mundo debido a una tormenta de nieve.

Por suerte, la nariz de Rodolfo era suficiente para alumbrar el camino, así que Santa Claus lo ubicó en la primera posición del trineo, guiando a los demás renos.

El Gerente General de la tienda en la que May trabajaba se enteró del cuento redactado por el estadounidense y, de forma inmediata, le pidió que se lo llevara para leerlo. Tras hacerlo, le ofreció una suma de dinero para comprar los derechos del personaje y de la historia, todo con el fin de venderlo en formato de libro en el año 1939. El éxito de este cuento navideño fue inmediato, en 1946 las impresiones superaban los 6 millones.

Los directivos de Montgomery Ward decidieron devolverle todos los derechos a Robert May, recuperando la autoría de la historia y la creación del personaje, el cual se volvió sumamente popular en todo Estados Unidos. Tanto así que, llegado el año 1948, el cuñado de May escribió la popular canción “Rodolfo, el reno de la nariz roja”, uno de los villancicos más conocidos y traducidos en todo el mundo, el cual fue grabado por primera vez en 1939 por el cantante estadounidense Gene Autry.

Pero el éxito de Rodolfo no acaba allí, en el año de 1948 se realizó una caricatura que se transmitió por televisión, gracias a Fleischer Studios, donde también se nombraba a Montgomery Ward como estrategia publicitaria y, por supuesto, al creador del personaje e historia, Robert May.

Años después, en 1964 se realizó la primera película de Rodolfo, elaborada por Rankin/Bass Productions, en Estados Unidos. Desde entonces, este reno de nariz roja ha participado en numerosas producciones audiovisuales, siendo una de las más conocidas “Rodolfo, el reno de la nariz roja: La película”, publicada en el año 1998 y dirigida por William Kowalchuk.

Regiando
@RegiandoCom