morir de amor

Aunque pareciera una frase de alguna película o canción, “se puede morir de amor“, así lo sustentan científicamente un grupo de investigadores de la Universidad de Galsgow en Escocia.

La investigación realizada por este grupo de científicos concluye en que en efecto “se puede morir de amor”, ya sea por la pérdida del ser amado o perder a un ser querido, todo de acuerdo al estudio realizado a 4,000 matrimonios de entre los 45 y 64 años entre 1979 y 2004, la pérdida de la persona amada, puede conducir a la muerte.

Uno de los resultados arrojados del estudio, revela que en los primeros seis meses posteriores a la muerte de uno de los integrantes de una pareja, puede conducir a la muerte del viudo por diferentes causas, y en los cinco años siguientes se elevan las posibilidades de desarrollar desórdenes cardíacos.

Los científicos afirman que el deceso del ser amado lleva a una persona a que adquiera hábitos insanos, como fumar más, beber y alimentarse mal, también existe el desorden emocional conocido como “síndrome del corazón roto” o “miocardiopatía de Tako-Tsubo“, se trata de una situación de estrés emocional que puede debilitar el músculo que se encarga de bombear la sangre, es decir el miocardio.

El síntoma o la sensación es similar a un infarto, dolor en el pecho, mareo y dificultad para respirar; esta conclusión científica llevará muy probablemente a un replanteo a la hora de elegir la expresión “morir de amor“, cuando se quiere dar entender a la persona amada que sin él o ella no se podrá vivir, ya que ahora científicamente sí se puede morir de amor.

Gonzalitos
@GonzalitosCom

@RegiandoCom