Por unanimidad se aprobó en el pleno de la Cámara de Diputados la eliminación del fuero constitucional para todos los servidores públicos, incluyendo al Presidente de la República.

Cancelando de inmediato la inmunidad procesal a todos servidores públicos que se encuentran actualmente en funciones, ésta reforma deroga la disposición en que el Presidente de la República durante su mandato sólo podrá acusado por traición a la patria y por delitos del fuero común.

Informando que el proceso que se seguía en la Cámara de Diputados para hacer la declaratoria de procedencia o desafuero, con esto se podrá someter a un proceso penal a un legislador o servidor público.

Por negociación de las distintas bancadas que integran la Cámara de Diputados, se llegó al acuerdo de incluir al Presidente de la República en la lista de servidores públicos que podrán ser sujetos a juicio político.

Es así que los Diputados Federales exigieron que el Senado apruebe la reforma antes de terminar el periodo de sesiones, y que las legislaturas locales de todos los Estados también la procesen pronto.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom