jaime estrategia

La masacre sucedida este fin de semana debe de ser un llamado de atención para Jaime Rodríguez Calderón, y no tanto por las características del brutal crimen, sino porque debería ser MÁS importante estar al pendiente de Nuevo León que estar al pendiente de un tequila y de su promoción personal, Jaime ha demostrado que su mente no está aquí, estamos a punto que Nuevo León vuelva a caer en una ola de inseguridad, y si la cabeza de Jaime está solo para pensar en la Presidencia, pues ya valió.

La manera en que se llevó la masacre de nueve personas en Apodaca, deja asentado que se podría tratar de un nuevo grupo de la delincuencia organizada, y si Jaime Rodríguez no pone atención en su trabajo, dejará las puertas abiertas a ese grupo, ya serán casi siete meses que Jaime tiene el poder, y es fecha que su Gobierno no ha dado indicios de mostrar una estrategia de seguridad.

Roberto Flores Treviño, Procurador de Justicia, se la pasa haciendo videos en Facebook, y exagerando en las cifras qué da, la semana pasada decía que tenía detenidas dos bandas que se dedicaban al robo de bancos, y a la mera hora resultó que era solo una persona vinculada a proceso, con mentiras y exageraciones no se logrará nada, los resultados no se dan por una simple razón, los mandos superiores no están concentrados en su trabajo, y es por eso que los subordinados no dan resultados positivos.

Ya lo vivimos, ya lo sufrimos, los nuevoleoneses no nos merecemos otra ola de violencia, así que, si Jaime Rodríguez no se pone a jalar, que se vaya despidiendo de su candidatura a la Presidencia, porque todos nos encargaremos de difundir su mal trabajo, que va, su nulo trabajo, y entonces no llegará ni siquiera de pre candidato.

Jaime Rodríguez ya echó a andar la maquinaria para publicitar su imagen con el tequila por todo el País, pero si Nuevo León cae en la violencia, él también caerá en las encuestas, y su sueño guajiro de ser Presiente de México se vendrá abajo muy rápido.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom