jenni rivera

Mis queridos lectorcitos, hoy se cumplen 5 años de la trágica muerte de la Diva de la Banda, Jenni Rivera, ocurrido el pasado 9 de diciembre del 2012 en donde entre confusión y dolor, se confirmó que la avioneta en que viajaba con su equipo luego de haber ofrecido un concierto en Monterrey se había desplomado en la Sierra Madre Oriental en el Municipio de Iturbide, Nuevo León a los pocos minutos de haber iniciado su vuelo.

Hoy a 5 años de fatal accidente, el abogado Vance Owen reveló que la causa del desplome de la aeronave fue un tornillo, que es el que controla el elevador del avión, es decir es el que hace que volante del avión suba y baje.

Sin embargo para familia de Jenni Rivera ésta explicación o termino del peritaje del accidente, no les es suficiente, ya que consideran que por lo que la Diva de la Banda les comentaba, muy probablemente haya sido víctima de algún atentado, ya que Don Pedro Rivera asegura que su hija le comentó que ya no solo la delincuencia organizada le “cobraba piso” para dejarla ofrecer sus conciertos, si no que le exigían el pago del concierto entero, es por eso que la cantante luego de ser aparentemente amenazada y al no entregar el dinero que le pagaron en efectivo los empresarios luego de ofrecer su show, ésta se vio obligada a no pasar la noche en Monterrey, ésto de acuerdo al señor Rivera.

Además cabe señalar que en todos los conciertos o palenques que ofrecía Jenni Rivera, algún miembro de su familia la acompañaba, curiosamente en Monterrey nadie de su familia estuvo presente, aun y cuando era una presentación muy importante para la Diva la Banda, por lo que allegados presumen que estaba amenazada y prefirió no arriesgar a su familia, misma que en un principio pensó luego de que se perdiera contacto con la aeronave en que viajaba, que la Diva de la Banda se encontraba secuestrada y que se pediría rescate por ella y por sus acompañantes.

La familia Rivera a 5 años de la muerte de la Diva de la Banda, consideran que no está claro nada y que las autoridades ya no quieren investigar, sin embargo dicen que debe de haber alguna persona que sepa la verdad y le piden que se acerque y que los ayude a aclarar si fue un atentado o accidente lo que provocó la pérdida de Jenni y de parte de su equipo cercano de trabajo.

Mientras tanto la vida continúa para la familia Rivera, por su parte Lupillo Rivera grabó junto a la cruz en donde se encontraron la mayoría de los restos de Jenni Rivera, una canción emotiva escrita por el cantautor Espinoza Paz, titulada “No llega el olvido”, sin embargo los lugareños de Iturbide, Nuevo León, aseguran que la familia de Jenni solo visita el lugar en el aniversario de su muerte o cuando serán grabados por la prensa.

Por su parte los hijos de la cantante en 5 años de perder a su madre, han vivido experiencias muy difíciles, sin embargo se mantienen unidos, prueba de ello es que ya grabaron los promocionales en Los Ángeles, California de su tercer temporada del reality show “The Riveras”, que les dejará una buena cantidad de dólares que amortiguará los excesivos gastos que tienen los hijos de la fallecida cantante.

Y aunque afirman que la familia de Jenni Rivera sigue unida por el gran amor que se tienen, lo cierto es que el tema monetario es el que mantiene la llama encendida, ya que hace poco y luego de que se diera a conocer el final del peritaje del accidente, el fabricante de la aeronave indemnizó a los hijos de la cantante, sin embargo a los familiares del equipo de trabajo que también perdió la vida, no han sido contactados para su respectiva indemnización, mientras tanto el dueño de la avioneta se encuentra prófugo de la justicia.

Pero sin duda alguna al igual que familia de la fallecida Selena, la familia Rivera seguirá lucrando con el recuerdo de Jenni Rivera, y aunque para ellos el accidente de Jenni Rivera y sus acompañantes aún no ha quedado claro, lo que sí está claro es que mientras haya un fan que compre los artículos promocionales que la familia Rivera vende, la mata seguirá dando.

Esperancita Berrones
@EsperancitaCom

@RegiandoCom